Saltar al contenido
Fútbol Americano

Los Angeles Chargers

Los Chargers de Los Ángeles son un equipo de fútbol americano profesional con sede en el área metropolitana de Los Ángeles. Los Chargers compiten en la Liga Nacional de Fútbol (NFL) como club miembro de la división Oeste de la Conferencia de Fútbol Americano (AFC) de la liga. El equipo fue fundado el 14 de agosto de 1959 y comenzó a jugar el 10 de septiembre de 1960, como miembro fundador de la Liga Americana de Fútbol (AFL), y pasó su primera temporada en Los Ángeles, antes de mudarse a San Diego en 1961 para convertirse en los Chargers de San Diego. Los Chargers se unieron a la NFL como resultado de la fusión de la AFL-NFL en 1970, y jugaron sus partidos en casa en el estadio de SDCCU. El regreso de los Chargers a Los Ángeles se anunció para la temporada 2017, justo un año después de que los Rams regresaran a la ciudad desde St. Los Chargers jugarán sus partidos en casa en el StubHub Center hasta la inauguración en 2020 del estadio Los Angeles Stadium en Hollywood Park, que compartirán con los Rams.

Los Chargers ganaron un título de la AFL en 1963 y alcanzaron los playoffs de la AFL cinco veces y el Campeonato de la AFL cuatro veces antes de unirse a la NFL (1970) como parte de la fusión AFL-NFL. En los 43 años transcurridos desde entonces, los Chargers han hecho 13 viajes a los playoffs y cuatro apariciones en el partido del Campeonato AFC. En 1994, los Chargers ganaron su único campeonato de la AFC y se enfrentaron a los 49ers de San Francisco en el Super Bowl XXIX, perdiendo 49-26. Los Chargers tienen ocho jugadores y un entrenador consagrados en el Salón de la Fama del Fútbol Profesional en Cantón, Ohio: Lance Alworth (1962-1970), Fred Dean (1975-1981), Dan Fouts (1973-1987), Sid Gillman (1960-1969, 1971), Charlie Joiner (1976-1986), Ron Mix (1960-1969), Kellen Winslow (1979-1987), Kellen Winslow (1979-1987), Junior Seau (1990-2002) y el corredor Ladanian Tomlinson (2001-2009).

Historia de la franquicia

1960-1970: los años de la AFL

Los Chargers de Los Ángeles fueron establecidos con otros siete equipos de la Liga Americana de Fútbol en 1959. En 1960, los Chargers comenzaron el juego de la AFL en Los Ángeles. El propietario original de los Chargers era el heredero del hotel, Barron Hilton, hijo del fundador de Hilton Hotels, Conrad Hilton.

Según el sitio web oficial del Salón de la Fama del Fútbol Profesional, Barron Hilton estuvo de acuerdo después de que su gerente general, Frank Leahy, escogiera el nombre de los Chargers cuando compró una franquicia de la AFL para Los Ángeles: “Me gustó porque gritaban’carga’ y tocaban la corneta en el estadio de los Dodgers y en los partidos de la USC.” Los Chargers inicialmente consideraron jugar en el Rose Bowl, pero en su lugar firmaron un contrato de arrendamiento para jugar en el Los Angeles Coliseum. También hay una teoría alternativa sobre un hombre llamado Gerald Courtney de Hollywood que ganó un viaje con todos los gastos pagados a la Ciudad de México y Acapulco por presentar “Chargers” en un concurso de nombre del equipo. Los Chargers sólo pasaron una temporada en Los Ángeles antes de mudarse a San Diego en 1961. De 1961 a 1966 su campo de juego fue el Estadio Balboa en el Parque Balboa. A partir de agosto de 1967, se mudaron al recién construido Estadio de SDCCU (entonces llamado Estadio de San Diego), donde jugaron sus partidos en casa hasta 2016.

Jugaron diez años en la AFL antes de la fusión de la liga con la antigua NFL. Su único entrenador durante los diez años de vida de la AFL fue Sid Gillman, un Salón de la Fama que fue ampliamente reconocido como un gran innovador ofensivo. Los primeros años de la AFL de los Chargers de San Diego fueron destacados por el excelente juego del receptor Lance “Bambi” Alworth con 543 recepciones para 10,266 yardas en su carrera de temporada de 11-AFL/NFL. Además estableció el récord de partidos consecutivos de fútbol profesional con una recepción (96) durante su carrera. Con jugadores como Alworth, Paul Lowe, Keith Lincoln y John Hadl, los Chargers ganaron cinco de las primeras seis temporadas de la liga y el título de la AFL en 1963 con una victoria por 51-10 sobre los Boston Patriots. También jugaron una gran defensa, como lo indica su récord de fútbol profesional de 49 pases interceptados en 1961, y contaron con el extremo defensivo del Novato del Año de la AFL, Earl Faison. Los Chargers fueron los creadores del término “Fearsome Foursome” para describir su línea defensiva de todas las estrellas, anclada por Faison y Ernie Ladd (este último también sobresalió en la lucha profesional). La frase fue luego apropiada por varios equipos de la NFL. Hilton vendió los Chargers a un grupo encabezado por Eugene Klein y Sam Schulman en agosto de 1966. Al año siguiente, los Chargers comenzaron la competición “cara a cara” con la NFL más antigua con una derrota de pretemporada ante los Leones de Detroit. Los Chargers derrotaron al campeón defensor del Super Bowl III New York Jets 34-27 ante una multitud récord de 54,042 espectadores en el estadio de San Diego el 29 de septiembre de 1969. Alworth una vez más lideró al equipo en recepciones con 64 y 1.003 yardas con cuatro touchdowns. El equipo también vio a Gillman dimitir debido a su salud y al ofensivo entrenador de backfield Charlie Waller ascendido a entrenador principal después de completar la temporada regular. Gillman permaneció en el club como gerente general.

1970–1977: Después de la fusión

En 1970, los Chargers fueron colocados en la división Oeste de la AFC después de la fusión de la NFL con la AFL. Pero para entonces, los Chargers pasaron por momentos difíciles; Gillman, que había regresado como gerente general, renunció en 1971, y muchos de los jugadores de los Chargers de la década de 1960 ya se habían retirado o habían sido intercambiados. Los Chargers adquirieron jugadores veteranos como Deacon Jones y Johnny Unitas; sin embargo, fue en las últimas etapas de sus carreras y el equipo luchó, quedando tercero o cuarto en la AFC Oeste cada año de 1970 a 1978. Durante la temporada de 1973, los Chargers estuvieron involucrados en el primer gran escándalo de drogas en la NFL.

Época Air Coryell (1978-1986)

San Diego contrató al entrenador Don Coryell en 1978, quien permanecería al frente del equipo hasta 1986. Coryell desarrolló un esquema y una filosofía ofensiva conocida como Air Coryell, también conocida como la “ofensa de Coryell” o la “ofensa vertical”. Con Dan Fouts como mariscal de campo, la ofensiva de los Chargers de San Diego fue una de las más grandes y emocionantes de la historia de la Liga Nacional de Fútbol, estableciendo récords de liga y de ofensiva individual. Los Chargers lideraron la liga al pasar a los astilleros un récord de la NFL seis años consecutivos de 1978 a 1983 y de nuevo en 1985. También lideraron la liga en yardas totales en ofensiva 1978-83 y 1985. Bajo la tutela de Coryell, Dan Fouts, el receptor Charlie Joiner y el tight end Kellen Winslow florecieron en el campo y se incorporaron al Salón de la Fama del Fútbol Profesional. Los Chargers ganaron cuatro partidos consecutivos de playoff (1979-82) durante la era de Air Coryell, incluyendo tres campeonatos de la división Oeste de la AFC (1979-81).

1978–1980

1978 estuvo marcado por el juego “Holy Roller”, o como lo llaman los fans de los Chargers, el “Engaño Inmaculado”. Fue una jugada ganadora ejecutada por los Oakland Raiders contra los Chargers el 10 de septiembre de 1978, en San Diego, en el Estadio Jack Murphy. A 10 segundos del final del partido, los Raiders tenían la posesión de la pelota en la línea de 14 yardas de los Chargers, 20-14 menos. El mariscal de campo de los Raiders Ken Stabler tomó el snap y se encontró a sí mismo a punto de ser despedido por el linebacker de los Chargers Woodrow Lowe en la línea de 24 yardas. Stabler falló el balón hacia adelante, y el balón rodó hacia la línea de gol de San Diego. El corredor Pete Banaszak intentó recuperar el balón en la línea de 12 yardas, pero no pudo mantener el equilibrio, y el balón fue empujado aún más cerca de la zona de anotación. El tight end de los Raiders, Dave Casper, fue el siguiente jugador en alcanzar la pelota, pero tampoco pudo ponerle una mano encima. Bateó y pateó el balón hasta la zona de anotación, donde cayó sobre él para anotar el touchdown de empate al agotarse el tiempo. Con el consiguiente punto extra del pateador Errol Mann, los Raiders ganaron 21-20. Lo que muchos fanáticos de los Chargers creían que debería haber sido llamado un pase incompleto (y posiblemente un aterrizaje intencional) fue visto como una torpeza y el resto de la jugada implicó batear la pelota hacia adelante hacia la zona de anotación donde los Raiders finalmente la recuperaron para un touchdown. Como resultado de esta jugada, las reglas de la NFL fueron cambiadas de tal manera que, en los últimos dos minutos de una mitad o juego, o en el cuarto down en cualquier momento del juego, el único jugador ofensivo al que se le permite avanzar una boleta es el jugador que originalmente la boleó. Si cualquier otro jugador ofensivo recupera la bota y avanza la pelota, después de la jugada la línea de escaramuza es el punto de la bota original.

1979 marcó un punto de inflexión para la franquicia Chargers ya que The Sporting News nombró al director general del equipo John Sanders Ejecutivo del Año de la NFL después de la votación de otros ejecutivos de la NFL. Fouts estableció un récord de la NFL con su cuarto juego consecutivo de pases de 300 yardas, en un juego en el que tiró por 303 yardas contra los Raiders. Entrenados por Don Coryell y con Fouts lanzando hasta el final a Kellen Winslow y a los receptores John Jefferson y Charlie Joiner, consiguieron su primer puesto en los playoffs en 14 años con una victoria por 35-0 contra los New Orleans Saints. El 17 de diciembre, los Chargers derrotaron a los Broncos de Denver 17-7 por su primer título de la división Oeste de la AFC desde la fusión de la AFL y la NFL ante una audiencia nacional de televisión de fútbol del lunes por la noche y su público local. Su tiempo en los playoffs fue corto ya que perderían contra los Houston Oilers 17-14 en la ronda de división. Ron Mix se convirtió en el segundo jugador de la AFL y segundo jugador de los Chargers en ser nombrado para el Salón de la Fama del Fútbol Profesional, durante el entretiempo del AFC-NFC Pro Bowl.

1980–1981

En 1980, el equipo cambió por el corredor Chuck Muncie, y Fouts batió el récord del club con 444 yardas en la victoria 44-7 de los Chargers sobre los Giants de Nueva York. Kellen Winslow recibió 10 pases para 171 yardas y el Chargers logró su segundo título consecutivo de la AFC Oeste al derrotar al Pittsburgh Steelers 26-17 y terminó la temporada regular con un record de 11-5. Jefferson (1,340), Winslow (1,290) y Joiner (1,132) se convirtieron en el primer trío en el mismo equipo en tener 1,000 yardas recibiendo en una temporada. La defensa de los Chargers lideró a la NFL en sacos (60) encabezada por los reclutas de los Chargers de 1975 Fred Dean, Gary “Big Hands” Johnson y Louie Kelcher. El trío, junto con Leroy Jones formó una primera línea defensiva que fue apodada localmente Bruise Brothers. En los playoffs, ganaron la ronda divisional 20-14 sobre los Buffalo Bills. Sin embargo, cayeron a un partido del Super Bowl XV en una derrota por 34-27 ante el eventual campeón Raiders.

En 1981, los Chargers ganaron su tercer título consecutivo de la AFC Oeste con una temporada de 10-6. Después de los títulos de división de las temporadas 1979 y 1980, surgieron disputas contractuales y el propietario Klein se negó a renegociar los contratos de los jugadores. Cambiaron al receptor John Jefferson por los Green Bay Packers después de que él aguantó por un aumento de salario pero lo reemplazó con Wes Chandler. El extremo defensivo de Dean también se vio envuelto en una resistencia y fue intercambiado con los 49ers. Dean afirma que ganaba la misma cantidad de dinero que su cuñado que era camionero. Dean ganó el premio al Jugador Defensivo del Año de la UPI NFC (mientras jugaba en sólo 11 partidos) ese mismo año en camino a una victoria en el Super Bowl y ayudó a los 49ers a ganar otro título en el Super Bowl dos años más tarde. La pérdida de Dean fue particularmente perjudicial para las oportunidades del Super Bowl de los Chargers, ya que la defensa se debilitó después, cediendo la mayor cantidad de yardas de pase en la NFL tanto en 1981 como en 1982.

En los playoffs de 1981, los Chargers duraron más que los Miami Dolphins en la ronda de división, 41-38, en un juego que se conoció como The Epic en Miami. El juego fue votado como el mejor juego en la historia de la NFL por un panel de periodistas de ESPN. La temperatura era de 85 °F con alta humedad (29.4 °C) en el Miami Orange Bowl, pero no detuvo la ofensiva de ninguno de los dos equipos. Los Chargers fueron liderados por el mariscal de campo Dan Fouts, quien ganó el Pro Bowl por tercer año consecutivo, estableciendo un récord de la NFL en una sola temporada con 4,802 yardas y 33 anotaciones. Los Dolphins fueron liderados por el entrenador Don Shula y contaron con una defensa que cedió los cinco puntos más bajos de la NFL en la temporada regular.

Este juego estableció récords en los playoffs por la mayor cantidad de puntos anotados en un juego de playoffs (79), la mayor cantidad de yardas totales de ambos equipos (1,036) y la mayor cantidad de pases de ambos equipos (809). El marcador de los Chargers Rolf Benirschke eventualmente pateó el gol de campo ganador de 29 yardas después de 13:52 de tiempo extra para ayudar a San Diego a vencer a Miami, 41-38. La imagen de un agotado y apretado Kellen Winslow, quien terminó el juego con 13 recepciones para 166 yardas y un touchdown y un gol de campo bloqueado, siendo ayudado fuera del campo por dos de sus compañeros de equipo Chargers ha sido repetido innumerables veces. Winslow fue elegido para el Salón de la Fama del Fútbol Profesional en 1995. La victoria envió a los Chargers a su segundo partido consecutivo del Campeonato AFC.

Sin embargo, el eventual campeón de la AFC, Cincinnati Bengals, jugando en su primer partido del Campeonato de la AFC, derrotó a los Chargers 27-7 en lo que se conoció como el Freezer Bowl. La temperatura de -9° con un factor de enfriamiento por viento de -59° hizo que estas fueran las condiciones climáticas más frías para un partido por el título en la historia de la NFL. El dueño de los Chargers, Eugene Klein, intentó que la NFL y los Bengals pospusieran el partido, pero fue rechazado.

1982–1986

Durante la corta temporada de gol de 1982, Fouts promedió lo que entonces era un récord de 320 yardas de pases por partido. Lo más destacado de esa temporada fueron las victorias consecutivas contra los equipos del Super Bowl de 1981, San Francisco (41-37) y Cincinnati (50-34), en las que Fouts tiró durante más de 400 yardas en cada partido para llevar a los Chargers a las victorias en los tiroteos.

Los Chargers regresaron a los playoffs, pero después de vencer a los Steelers en la primera ronda, perdieron contra los Dolphins 34-13 en una revancha de su juego de playoffs de la temporada anterior. Esa pérdida comenzó un descenso para los Chargers, que de 1983 a 1991 no lograron llegar a los playoffs todas las temporadas.

En 1984, Klein redujo su salario en preparación para vender el equipo, enviando a los linieros defensivos Johnson y Kelcher a San Francisco, donde se unirían a Dean y a la ofensiva tackle Billy Shields para otro campeonato de 49ers en el Super Bowl XIX. Alex Spanos compró una participación mayoritaria en San Diego a Klein el 1 de agosto. Alex G. Spanos todavía posee el 97% del equipo y hasta su muerte en 2016, George Pernicano poseía el otro 3%. Benirschke fue nombrado “Miller Man of the Year” y Joiner estableció un récord de la NFL con su pase número 650 en el último cuarto del partido en Pittsburgh. En 1985, el guardia Ed White estableció un récord de la NFL al jugar en 241 partidos de la NFL, la mayoría de todos los tiempos entre los linieros ofensivos. Lionel “Little Train” James, un corredor de apenas 5’6″ y 171 libras, estableció el récord de la NFL de 2,535 yardas multipropósito al mismo tiempo que estableció un récord de 1,027 yardas recibidas por un corredor. Al Saunders fue nombrado séptimo entrenador en la historia del Chargers en 1986 tras la dimisión de Coryell.

1987–1988

En 1987, Joiner se retiró del juego y se convirtió en el entrenador de los Chargers. Los Chargers terminaron con un récord de 8-7, su primer récord de victorias desde 1982, a pesar de terminar con seis derrotas consecutivas que les costaron cualquier oportunidad de clasificarse para los playoffs. En 1988, Fouts se retiró después de una carrera de 15 años en la que estableció siete récords de la NFL y 42 récords de clubes, y se convirtió en el segundo pasador más prolífico de la NFL de todos los tiempos con 43.040 yardas. El número 14 de la camiseta de Fouts fue retirado en el entretiempo del partido “Dan Fouts Day” en San Diego.

1989-1994: Aparición en la Super Bowl

En 1989, Dan Henning, ex mariscal de campo de los Chargers, asistente de los Redskins de Washington y entrenador principal de los Falcons de Atlanta, fue nombrado octavo entrenador principal en la historia de los Chargers. El corredor de primer año Marion Butts estableció un récord del club con 39 acarreos y un récord de novato del equipo con 176 yardas en la victoria 20-13 de los Chargers en Kansas City. Después de tres años como Director de Operaciones de Fútbol, Steve Ortmayer fue liberado después de la temporada y reemplazado por Bobby Beathard.

Tras la temporada de tres temporadas de Henning con los Chargers, Bobby Ross fue contratado como noveno entrenador en 1992. Además, los Chargers adquirieron al mariscal de campo Stan Humphries en un intercambio con los Washington Redskins. Los Chargers perderían sus primeros cuatro partidos de la temporada y volverían a convertirse en el primer equipo de 0-4 en llegar a los playoffs, ya que ganaron 11 de los últimos 12 partidos y conquistaron el título de la AFC Oeste. Ross fue nombrado Entrenador del Año de la NFL por el dramático cambio de rumbo de los Chargers por Pro Football Weekly. En la primera ronda de los playoffs, los Chargers dejaron fuera a los Chiefs 17-0, pero los Dolphins dejaron fuera a los Chargers en los playoffs divisionales para eliminar a los Chargers. En 1993, los Chargers terminaron 8-8 (cuarto en su división).

En la temporada de 1994, los Chargers hicieron su primera y, hasta ahora, única aparición en el Super Bowl, contra los 49ers en el Super Bowl XXIX. Llegaron al Super Bowl al ganar sus primeros seis partidos de la temporada regular, el único equipo de la NFL que lo hizo en 1994, y terminaron la temporada 11-5. El mariscal de campo Stan Humphries y el receptor Tony Martin se combinaron en un touchdown de 99 yardas para empatar un record de la NFL durante una derrota de los Seattle Seahawks, 27-10. Se convertirían en los campeones de la División Oeste de la AFC en 1994, detrás de una defensa liderada por el defensa Junior Seau, los delanteros Reuben Davis y Shawn Lee, el extremo defensivo Leslie O’Neal y una ofensiva encabezada por el defensa Natrone Means, Humphries y Martin. Los Chargers habían trastornado las victorias sobre los Dolphins y los Steelers en los playoffs de la AFC. A pesar de esos dos apretados triunfos (22-21 contra los Dolphins en la Ronda Divisional, y 17-13 contra los Steelers en el Juego del Campeonato AFC), los Chargers perdieron el Super Bowl XXIX contra los San Francisco 49ers por un marcador de 49-26, quienes fueron liderados por el mariscal de campo Steve Young (MVP del Super Bowl) y el receptor Jerry Rice.

A pesar de la pérdida parcial en el Super Bowl, Beathard, quien cambió o redactó el grueso de la lista de los Chargers, y quien contrató al entrenador Ross, fue nombrado el hombre más inteligente de la NFL por Sports Illustrated, y se convirtió en el único gerente general que dirigió tres equipos diferentes al Super Bowl (Chargers, Dolphins, Redskins).

1995–2004

El año siguiente de los Chargers en 1995 no trajo el mismo éxito de la temporada anterior, pero el equipo aún así se las arregló para entrar en los playoffs con una racha ganadora de cinco juegos para terminar la temporada en 9-7. Sin embargo, en la primera ronda, los Chargers fueron eliminados por los Colts de Indianápolis en una derrota de 35-20.

En 1996, el corredor Rodney Culver y su esposa, Karen, murieron en el accidente del vuelo 592 de ValuJet en los Everglades de Florida. Culver fue el segundo jugador en la historia del equipo en morir en la lista de jugadores activos después de que David Griggs muriera en un accidente automovilístico en Davie, Florida, 11 meses antes. En 1997, Ross y Beathard estaban en desacuerdo, lo que resultó en la liberación de Ross y su personal. Los Chargers seleccionaron a Kevin Gilbride para ser su nuevo entrenador. Gilbride, cuyos antecedentes como entrenador de los Jacksonville Jaguars and Oilers se caracterizaron por un ataque de pase más abierto, marcaría un cambio importante en el estilo ofensivo del juego de control de balón de Ross. Beathard reclutó al mariscal de campo Ryan Leaf después de que los Colts de Indianápolis seleccionaran a Peyton Manning con la primera elección en el Draft de la NFL de 1998. Los Chargers intercambiaron a varios jugadores y eligieron a los Cardinals de Arizona para pasar a la segunda elección y seleccionar Leaf. Leaf resultó ser el mayor arresto en la historia de la NFL. Su mal juego y actitud provocaron su partida después de la temporada 2000. En 1998, los Chargers fueron 5-11. Dijo Rodney Harrison, “Si tuviera que pasar otro año así, probablemente dejaría de jugar”.

Los Chargers lucharon en la protección del pase, resultando en que Humphries sufriera varias conmociones cerebrales y se retirara del juego. Gilbride fue reemplazado por la entrenadora interina June Jones, quien estaba en el equipo de los Chargers antes de ser contratada. Jones dejó el equipo al final de la temporada para entrenar en la Universidad de Hawaii y los Chargers nombraron al ex entrenador de la Universidad Estatal de Oregon Mike Riley como su nuevo entrenador. Leaf terminó teniendo una carrera decepcionante con los Chargers después de una gran controversia tanto con la dirección de los Chargers como con la prensa y sus compañeros de equipo. Su fracaso a la hora de ser el jugador que el equipo imaginaba fue visto como una marca negra en la franquicia y generalmente se considera uno de los peores fichajes de la historia del fútbol profesional. El mariscal de campo Jim Harbaugh, que fue adquirido en un intercambio con los Baltimore Ravens para una elección de reclutamiento condicional en el año 2000, se convirtió en el mariscal de campo titular de los Chargers. Beathard se jubiló en abril de 2000 y fue reemplazado en enero de 2001 por John Butler, ex director general de los Bills. De 1996 a 2003, los Chargers tuvieron ocho temporadas consecutivas en las que fueron de .500 o menos.

En 2001, Norv Turner, ex entrenador de los Pieles Rojas, fue nombrado coordinador ofensivo por Riley. Turner instaló la ofensiva que entrenó con los Dallas Cowboys a las órdenes de Jimmy Johnson. Turner aprendió la ofensiva de Ernie Zampese, ex coordinador de ofensiva durante la era de Coryell, mientras los dos estaban en el equipo de entrenadores de Rams de Los Ángeles. Los Chargers firmaron con el ganador del Trofeo Heisman, el mariscal de campo de agentes libres Doug Flutie, anteriormente con los Bills, y cambiaron la primera selección general del equipo en el Draft de la NFL del 2001 a los Atlanta Falcons para su selección en primera ronda (5º en la general) y en tercera ronda en el mismo draft. Además, los Chargers obtuvieron el lanzador de patada de receptor ancho Tim Dwight y la selección de la segunda ronda de los Falcons en el Draft de la NFL de 2002. Los Chargers usaron esa selección en el borrador del 2001 para seleccionar al corredor LaDainian Tomlinson de la Universidad Cristiana de Texas y su primera selección en la segunda ronda para seleccionar al mariscal de campo de la Universidad de Purdue, Drew Brees.

Contratado como sustituto de Riley, el equipo Chargers de Marty Schottenheimer abrió la temporada 2002 con cuatro victorias consecutivas, convirtiéndose en el único entrenador en la historia del equipo que ganó sus primeros cuatro partidos. Butler sucumbiría al cáncer después de una lucha de nueve meses en abril de 2003. Sustituyó a Butler A. J. Smith, quien fue nombrado Vicepresidente Ejecutivo y Gerente General, en reemplazo de su amigo íntimo. Smith y Butler habían trabajado juntos con los Bills, jugando papeles clave con los equipos del Super Bowl de Buffalo. En 2003, los Chargers cambiaron a Seau a los Dolphins por una elección de reclutamiento en 2004. Seau fue seleccionado para el Pro Bowl 2003, su 12ª selección en el Pro Bowl de su carrera, y en su última temporada con los Chargers, fue elegido por sus compañeros de equipo como el ganador del Premio Emil Karas como el Jugador Más Inspirador del equipo. También en 2003, Tomlinson acumuló 195 yardas totales desde el scrimmage en un juego de finales de temporada contra los Packers para aumentar su total de la temporada a 2.011 y se convirtió en el primer jugador en la historia del equipo y el octavo jugador en la historia de la NFL en registrar temporadas consecutivas de 2.000 yardas. Tomlinson también se convirtió en el primer jugador en la historia de la NFL en correr 1000 yardas y atrapar 100 pases en la misma temporada.

Los Chargers codiciaban a Eli Manning y querían seleccionarlo con su primera selección en la ronda, que también fue la primera selección general del draft. Sin embargo, después de que Eli Manning indicó antes del reclutamiento que no firmaría con los Chargers de San Diego, se vieron obligados a ajustar sus planes. Philip Rivers fue su primera alternativa a Manning porque el entonces entrenador principal de los Chargers, Marty Schottenheimer, había entrenado a Rivers en el Senior Bowl y le gustó lo que vio desde Rivers. Los Chargers acordaron un intercambio el día del borrador con los Giants de Nueva York. Manning fue seleccionado por los Chargers de San Diego y luego más tarde en el draft intercambiado por Rivers, seleccionado con la cuarta elección por los Giants. Los Chargers también recibieron reclutas de los Giants que fueron usados para seleccionar a los futuros Pro Bowlers Shawne Merriman y Nate Kaeding. Rivers fue uno de los diecisiete mariscales de campo tomados en el Draft 2004 de la NFL junto con Ben Roethlisberger, Eli Manning y Matt Schaub. Rivers, Roethlisberger, Schaub y Manning han sido votados para el Pro Bowl desde que se convirtieron en titulares, ninguno había producido una temporada con un récord de derrotas hasta Schaub en 2010, pero Roethlisberger y Manning ambos han ganado dos Super Bowls. Han sido comparados favorablemente con la clase de quarterback de 1983, que incluía a los quarterbacks del Salón de la Fama John Elway (1ª elección), Jim Kelly (14ª) y Dan Marino (27ª).

En agosto de 2004, Rivers firmó un contrato de seis años por $40.5 millones que incluía $14.5 millones en bonos de firma. Sin embargo, debido a una negociación de contrato prolongada, Rivers sólo se reportó al equipo durante la última semana del campamento de entrenamiento, y el titular Drew Brees retuvo su trabajo inicial. Después del cambio de mariscal de campo de salida, fue casi seguro que los días de Brees como QB de salida de los Chargers habían terminado. Sin embargo, Rivers mantuvo casi todo el campo de entrenamiento, y Brees siguió siendo el titular a lo largo de la temporada 2004, donde comenzó 15 partidos y llevó al equipo a un récord de 12-4 en la temporada regular. Brees registró números espectaculares, completando el 65,5% de sus pases para 3.159 yardas, con 27 anotaciones a sólo 7 intercepciones, dándole una puntuación de 104,8 pasadores. Los Chargers ganaron el AFC West y Brees fue seleccionado para el Pro Bowl 2004. Fue nombrado Jugador del Año 2004 de la NFL.

Marty Schottenheimer fue nombrado Entrenador del Año de la NFL para la temporada 2004 de la NFL. Dirigió al equipo a una aparición en los playoffs, su duodécimo como entrenador principal. Sin embargo, el resultado fue una decepcionante derrota a manos de los Jets de Nueva York en horas extras en 2005.

Durante el Draft de la NFL de 2005, los Chargers trataron de conseguir algunos novatos clave que ayudarían a mantener el ímpetu de su exitosa carrera de 2004-05. Utilizaron su primera elección en LB Shawne “Lights Out” Merriman de la Universidad de Maryland. Luego, usaron su siguiente elección en DT Luis Castillo de Northwestern University. Sus otras opciones fueron WR Vincent Jackson del Norte de Colorado, RB Darren Sproles del Estado de Kansas, OT Wesley Britt de la Universidad de Alabama, OT Wes Sims de la Universidad de Oklahoma, y Center Scott Mruczkowski del Estado Bowling Green.

Los Chargers tuvieron un comienzo difícil en su campaña de 2005, ya que perdieron por muy poco frente a los Dallas Cowboys en el partido inaugural de la primera semana (28-24) y luego perdieron en el camino frente a su rival de la AFC Oeste, los Denver Broncos (20-17). No fue hasta un partido en casa de la Semana 3 el domingo por la noche que consiguieron su primera victoria de la temporada, cuando Eli Manning y los Giants de Nueva York se vieron “conmocionados por el sistema”, ya que LaDainian Tomlinson tuvo uno de los mejores partidos de su carrera. Consiguió 220 yardas en total, tuvo 3 anotaciones apresuradas, y lanzó un touchdown mientras ayudaba a los Chargers a ganar 45-23.

Una semana más tarde, fueron capaces de construir su victoria no sólo derrotando al dos veces campeón defensor New England Patriots 41-17, sino también poniendo fin a la racha ganadora de 21 partidos de los Pats en casa. En su juego local del lunes por la noche de la semana 5 contra los Steelers de Pittsburgh, los Chargers usaron sus uniformes de lanzador durante esta temporada (también los habían usado durante la temporada 1994). Los Steelers se aferraron a la victoria con un gol de campo de Jeff Reed a 40 yardas (24-22). Los Chargers rebotaron en la carretera contra su rival de la división Oakland Raiders (27-14). En su viaje por carretera de la Semana 7 a Filadelfia, esperaban recuperar su victoria contra las Águilas. Al final del juego, con los Chargers ganando 17-13, los Chargers intentaron ir a por un gol de campo para poner su ventaja fuera de alcance, pero se bloqueó y Eagles DB Matt Ware lo devolvió 65 yardas para el touchdown ganador del juego y la cuarta derrota de los Chargers de la temporada.

Después de ir 3-4, los Chargers dieron la vuelta a las cosas y comenzaron una racha ganadora de cinco juegos. Ganaron en casa contra su rival de división, el Kansas City Chiefs (28-20), y en la carretera contra los New York Jets (31-26). Al salir de su décima semana, se fueron a casa y se pusieron de nuevo sus uniformes de throw-back. Esta vez, fue una actuación dominante ya que los Chargers manejaron los Buffalo Bills, 48-10. Luego, salieron a la carretera y ganaron un partido reñido contra los Washington Redskins (23-17 en OT) y luego barrieron a los Oakland Raiders en casa por un marcador de 34-10.

Los Chargers estaban 8-5, saliendo de una pérdida de 23-21 contra los Miami Dolphins. El 18 de diciembre, los Chargers derrotaron a los invictos Potros de Indianápolis 26-17, rompiendo una racha ganadora de 13-0. Sin embargo, a pesar de un récord de 9-6, fueron eliminados oficialmente de la repesca de la AFC en 2005, tras una derrota por 20-7 ante el Kansas City Chiefs el sábado siguiente. Los Chargers perdieron su último partido de la temporada por un marcador de 23-7 ante el campeón de la AFC Oeste, Denver Broncos, para terminar con un récord de 9-7.

2006–2009

Los Chargers ofrecieron una actuación impresionante en 2006, perdiendo sólo ante los Ravens y los Chiefs; terminaron 14-2, lo que les aseguró el primer puesto de la AFC en los playoffs. Sin embargo, perdieron 24-21 contra los New England Patriots en la ronda de división. Tras la temporada 2006, sustituyeron a Schottenheimer por el nuevo entrenador Norv Turner. En 2007, fueron 11-5, derrotando a los Tennessee Titans y a los Indianapolis Colts, campeones defensores, para alcanzar el partido por el título de la AFC. Sin embargo, cayeron ante los patriotas por segundo año consecutivo. En 2008, los Chargers cayeron a 8-8, pero como el Oeste de la AFC estaba inusualmente débil ese año, aún así lograron ganar el título de la división. Derrotando a los Colts en la ronda de wild card, perdieron contra los Pittsburgh Steelers en la ronda de división.

San Diego comenzó la temporada 2009 2-3. Después de perder contra los Broncos el lunes por la noche, comenzaron una racha ininterrumpida de victorias para el resto de la temporada, que incluyó derrotar a todo el NFC Este. En la semana 11, vengaron su anterior derrota contra los Broncos infligiéndoles una derrota por 32-3. En el siguiente partido vencieron por 1-11 a la escuadra de los Cleveland Browns por 30-23, en el que LaDainian Tomlinson batió el récord de apuro del Salón de la Fama Jim Brown y fue felicitado por él después. Los Chargers se aseguraron otro título de la división, la semilla número 2 de la AFC, y parecieron estar a punto de ganar el Super Bowl. Sin embargo, la inutilidad del equipo después de la temporada continuó. Al recibir a los Jets de Nueva York el 17 de enero de 2010, sufrieron una derrota inesperada, en la que, a pesar de una ventaja inicial, fueron incapaces de superar la fuerte defensa de los Jets. El Kicker Nate Kaeding también falló tres intentos de gol de campo y PAT, lo que resultó en que los Chargers perdieron 17-14.

2010–2012: Fin de la era Norv Turner/A.J. Smith

La temporada 2010 fue la primera temporada sin LaDainian Tomlinson desde el año 2000 (Tomlinson fue despedido por la gerencia debido a un contrato de gran tamaño en relación a la producción y otras cuestiones; pasó a liderar los Jets en la carrera con 914 yardas y empatado para la 3 ª en recepciones con 52). La campaña 2010 comenzó lentamente de nuevo, esta vez de 2 a 5 (incluidas las derrotas ante algunos de los peores equipos de fútbol de la época: los Kansas City Chiefs, los Oakland Raiders, los Seattle Seahawks y los St. Las pérdidas se debieron a errores mentales y de rotación de los jugadores jóvenes en equipos especiales, lo que permitió el bloqueo de patadas y la devolución de touchdowns. La derrota ante Oakland puso fin a su racha ganadora de 13 partidos contra los Raiders desde su última derrota el 28 de septiembre de 2003. Los Chargers entonces fueron en otra segunda mitad con cuatro victorias consecutivas, pero esta vez en vez de mantener la racha durante toda la segunda mitad tuvieron una gran decepción al perder en casa contra los Raiders otra vez, esta vez 28-13 (terminando su récord compartido de la NFL, con los Dolphins, de 18 victorias consecutivas en diciembre). A pesar de la derrota, todavía tenían la oportunidad de ganar su quinto título consecutivo de la AFC Oeste, empatando a los Raiders, pero volvieron a perder en los Bengala 34-20, lo que puso fin a sus opciones. Los Chargers ganaron a Denver para terminar la temporada con un record de 9-7 y fuera de los playoffs por primera vez desde 2005. Terminaron la temporada como el octavo equipo en la historia de la NFL en el puesto #1 en ofensiva general (395.6 yardas/juego), y defensa general (271.6 yardas/juego), y se convirtieron en el segundo de esos equipos en no llegar a los playoffs (1953 Eagles 7-4-1). Fueron segundos después de los Colts en yardas de pase por juego (282.4), segundos después de los Patriots en puntos anotados por juego (27.6), primeros en yardas de pase permitidas por juego (177.8), cuartos en yardas de ataque permitidas por juego (93.8), y empatados por 2º en sacos (47). En la hoja de estadísticas negativa, renunciaron a la mayor cantidad de yardas de devolución de puntapiés por partido (18,9) y tuvieron 29 empates. Philip Rivers tuvo otra gran temporada con un récord en su carrera de 4,710 yardas (#1 en la NFL), 294 yardas de pase por partido (empatado en 1ª con Manning), 66% de acierto. (tercero después de Brees & Manning), 30 TD’s, sólo 13 INT’s y 101.8 passer rating (segundo después de Brady). Mike Tolbert 11 corriendo TD’s y Antonio Gates 10 recibiendo TD’s estuvieron entre los líderes de la liga en TD’s anotados. En defensa, los 11 sacos de Shaun Phillips estaban entre los 10 primeros.

Con el fracaso de los equipos especiales de la temporada 2010, los Chargers esperaban reponerse con una buena actuación para empezar la temporada, y una forma de superar los arranques lentos.

Los Chargers comenzaron la temporada 2011 con una campaña de 4-1, con su única derrota ante los New England Patriots. A partir de ese momento, sin embargo, los Chargers comenzaron un derrape de seis juegos con pérdidas a los Jets, Chiefs, Packers, Raiders, Bears, y Broncos, con los primeros cuatro por sólo una puntuación y contra Denver en tiempo extra. Las lesiones tanto en la línea ofensiva como en la defensiva golpearon duramente a los Chargers. Pero finalmente, el 5 de diciembre de 2011, los Chargers consiguieron su primera victoria en más de un mes contra los Jaguars de Jacksonville, derrotando al también luchador equipo. Los Chargers comenzaron entonces una racha ganadora de tres juegos, más notablemente derrotando a los Ravens por más de lo que cualquier equipo les ha ganado esa temporada. Sin embargo, los Chargers fueron derrotados, 38-10, por los Leones de Detroit para bajar su récord a 7-8 y eliminar la posibilidad de estar en los playoffs. Después de una victoria 38-26 sobre los Raiders en la semana 17, los Chargers terminaron en 8-8 y en un empate numérico por el primer lugar en el Oeste de la AFC junto con Oakland y Denver. Sin embargo, los Chargers fueron derrotados por Denver por el título de la división a través de un tie-break. Después de perderse los playoffs por tercera temporada consecutiva en 2012, los Chargers despidieron al director general Smith y al entrenador Turner.

2013–2016: La era de Mike McCoy y los últimos años en San Diego

Los Chargers hicieron cambios fuera de temporada, incluyendo un nuevo Gerente General, Tom Telesco, y el entrenador principal, Mike McCoy, el ex coordinador ofensivo de los Broncos de Denver. El 9 de enero de 2013, los Chargers anunciaron que Tom Telesco, ex Vicepresidente de Operaciones de Fútbol de los Indianapolis Colts, asumiría el cargo de Director General tras el despido de A. J. Smith. El 15 de enero de 2013, el coordinador de la ofensiva de los Broncos, Mike McCoy, fue contratado como el nuevo entrenador principal y Ken Whisenhunt como coordinador de la ofensiva.

Los Chargers terminaron la temporada 2013 9-7 y llegaron a los playoffs por primera vez desde 2009. Entraron en los playoffs como la sexta semilla. El 5 de enero de 2014, los Chargers derrotaron a los Cincinnati Bengals en el Estadio Paul Brown (27-10) para avanzar a la Ronda Divisional de Playoffs de la AFC. Los Chargers entonces perdieron contra los Broncos de Denver en el Campo de la Autoridad Deportiva en Mile High el domingo siguiente, 12 de enero de 2014 (24-17).

Después de empezar la temporada con fuerza, incluyendo una carrera de cinco victorias en septiembre y octubre, los Chargers se vieron acosados por una serie de lesiones a jugadores clave, y finalmente terminaron la temporada en 9-7. En contraste con 2013, el récord no fue suficiente para llegar a los playoffs. Los Chargers comenzaron la temporada 5-1, ganando cinco seguidos después de perder su primer partido de la temporada. Le siguió una racha de tres derrotas, y terminaron 4-4 en la segunda mitad. Sólo ganaron dos de sus cinco últimos partidos, tras remontar en dos ocasiones un déficit de dos dígitos en el cuarto trimestre, para seguir en la repesca. Perdieron el último partido de la temporada, cuando una victoria les habría asegurado un puesto en la repesca. En tres de sus últimos cuatro partidos, y cinco de sus últimos ocho, los Chargers no anotaron más de una anotación. En comparación con 2013, la ofensiva se redujo en puntos (del 12º puesto en la liga al 17º), yardas (del 5º al 18º), primeros downs (del 3º al 15º), yardas netas por pase (del 2º al 8º), yardas rápidas (del 13º al 30º) y yardas por salida (del 21º al 31º). Fue la segunda vez en tres años que el equipo terminó penúltimo en yardas por porte. San Diego se impuso por 2-4 a los equipos de su división en el Oeste de la AFC, y fue barrido tanto por los Broncos de Denver como por los Chiefs de Kansas City. Fue su peor registro de intradivisión desde que tenían 1-5 años en 2003. Los Chargers fueron sólo 3-6 contra equipos con récords de victorias. Igualaron su récord de 9-7 en 2013, pero se perdieron los playoffs por cuarta vez en cinco temporadas.

Durante la temporada, los Chargers, los St. Louis Rams y los Oakland Raiders dieron a entender que podrían solicitar su reubicación en Los Ángeles al final de la temporada. Los Chargers anunciaron en diciembre de 2014 que no buscarían reubicarse para la temporada 2015, seguido de un anuncio de la NFL de que ningún equipo se reubicaría en Los Ángeles hasta la temporada 2016 como muy pronto.

La controversia llenó la temporada baja de 2015, mientras el abogado y portavoz del equipo, Mark Fabiani, golpeaba continuamente los esfuerzos del gobierno local de la ciudad de San Diego para negociar un reemplazo para Qualcomm Stadium. Cuando el entonces propietario de St. Louis Rams, Stan Kroenke, anunció en enero de 2015 su intención de construir un nuevo estadio en Inglewood, California, los Chargers se sintieron presionados para que anunciaran su propio plan de Los Ángeles para preservar lo que afirmaban que era “el 25 por ciento de su base de fans” en las acaudaladas áreas de Los Ángeles y Orange County. En febrero de 2015, el equipo anunció una propuesta de estadio en Carson, California, en asociación con los Oakland Raiders, sus rivales de la división Oeste de la AFC.

La temporada 2015 comenzó con una victoria contra los Leones de Detroit en casa. Los Chargers perdieron contra los Cincinnati Bengals y los Minnesota Vikings en la carretera antes de derrotar a los Cleveland Browns en un último segundo gol de campo. Después de su comienzo 2-2, los Chargers perdieron sus siguientes seis juegos, cayendo a 2-8. En sus seis derrotas consecutivas, perdieron contra los Steelers de Pittsburgh, los Packers de Green Bay, los Ravens de Baltimore y los Bears de Chicago, así como contra los dos rivales de la división, los Raiders de Oakland y los Chiefs de Kansas City. Finalmente rompieron su racha de derrotas al derrotar a los Jaguars de Jacksonville en la carretera, llevando su récord a 3-8, en el último lugar en el Oeste de la AFC y el 3º peor en la Conferencia Americana de Fútbol (un partido por delante tanto de los Browns como de los Titans de Tennessee). También están empatados en el tercer peor récord de la Liga Nacional de Fútbol. Luego procedieron a vencer a los Miami Dolphins en la Semana 14 ganando 30-14. Terminaron la temporada 4-12.

Al día siguiente de la conclusión de la temporada regular del 2015, los Chargers, Rams y Raiders se mudaron a Los Ángeles. El 12 de enero de 2016, los propietarios de la NFL votaron 30-2 a favor de permitir que los Rams regresaran a Los Ángeles y aprobaron el proyecto del estadio Inglewood sobre el proyecto Carson. Los Chargers recibieron una aprobación de un año para reubicarse, condicionada a la negociación de un acuerdo de arrendamiento con los Rams o un acuerdo para asociarse con los Rams en la construcción del nuevo estadio.

El 14 de enero de 2016, el equipo presentó documentación para la protección oficial de la marca registrada del término “Los Angeles Chargers” con el fin de gestionar y comercializar una franquicia de fútbol profesional. Después de dos semanas de negociaciones, el 29 de enero de 2016, los Chargers y los Rams llegaron a un acuerdo de principio para compartir el estadio de Los Ángeles en el Hollywood Park. Los Chargers contribuirían con un préstamo de $200 millones para el estadio de la NFL y las tasas de licencias de uso personal a los costos de construcción y pagarían $1 por año de alquiler a los Rams. Los Chargers habían continuado el trabajo preliminar en una iniciativa de la balota para la aprobación pública en una nueva facilidad. El 8 de noviembre de 2016, la Medida C fue rechazada (el 57% se opuso a más del 43% en apoyo). El 14 de diciembre de 2016, en una reunión de propietarios, se aprobaron los términos del contrato de arrendamiento de Chargers y Rams, así como el techo de deuda del equipo, dando así los primeros pasos para una posible reubicación en Los Ángeles en 2017.

2017-presente: Regreso a Los Angeles

Spanos anunció la reubicación en una polémica carta a los fans de los Chargers de San Diego publicada en el sitio oficial del equipo el 12 de enero de 2017. El equipo anunció que jugaría como los Chargers de Los Ángeles a partir de la temporada 2017 en el StubHub Center de Carson, California, aunque el estadio tiene asientos muy por debajo de los 50.000 asientos mínimos que la NFL estableció incluso para los hogares temporales después de la fusión de 1970. Los asientos actuales de su hogar temporal tienen capacidad para 30.000 aficionados y son compartidos por el equipo de fútbol de la MLS, LA Galaxy. Esto servirá como el campo de juego temporal de los Chargers hasta que se unan a los Rams en el estadio de Los Ángeles en Hollywood Park en Inglewood a partir de la temporada 2020 de la NFL.

La reacción a la reubicación en sí no ha estado exenta de controversia. El columnista del Los Angeles Times Bill Plaschke dio la bienvenida al equipo a la ciudad escribiendo “We. Don’t. Quieres. Tú.” En un partido en el Staples Center entre los Clippers de Los Ángeles y los Lakers, el logotipo de los Chargers apareció en un marcador y fue “abucheado de todo corazón”. Jeff Cumberland, el tight end de los Chargers, también fue “burlado” por la multitud cuando apareció en la gran pantalla.

Una semana después de que se anunciara el traslado de San Diego a Los Ángeles, Adam Schefter, de ESPN, informó que los otros propietarios de la NFL estaban “enojados” por la decisión, y que “la NFL quiere que los Chargers retrocedan, aunque nadie cree que esa posibilidad sea realista”.

El 13 de enero, los Chargers despidieron al coordinador defensivo John Pagano. Al equipo le tomó sólo una semana encontrar un reemplazo para John Pagano, ya que contrataron a Gus Bradley el 20 de enero. Gus Bradley fue anteriormente el entrenador principal de los Jaguars de Jacksonville, y antes de aterrizar ese trabajo de entrenador principal fue el coordinador defensivo de los Seahawks de Seattle. Los Chargers también anunciaron que habían contratado a Anthony Lynn para ser su próximo entrenador.

En su primer partido en Los Ángeles, los Chargers no lograron vender el StubHub Center. La asistencia anunciada fue de poco más de 25.000 personas, divididas “alrededor del 50/50” entre los fans de los Chargers y los visitantes de Miami Dolphins. Después de la pobre respuesta, se informó que la NFL estaba considerando maneras de mover los Chargers de vuelta a San Diego, aunque esa posibilidad se considera improbable. La liga oficialmente negó que tales discusiones estuvieran ocurriendo, ya que se dijo que San Diego no tenía un estadio utilizable y que la familia Spanos se niega a considerar regresar a la ciudad; la liga reconoció que un voto de los dueños podría cambiar la situación.

Logotipo y uniformes

Excepto por los cambios de color, los Chargers han utilizado básicamente el logotipo de un rayo en forma de arco desde que el equipo debutó en 1960. Durante su período en la AFL, el club también utilizó un logotipo de escudo que presentaba una cabeza de caballo, un rayo, y la palabra “Chargers”.

De 1960 a 1973, los colores consistían en varios tonos de azul eléctrico (azul “polvo”, pero técnicamente llamado azul colegial) o blanco, ambos con rayos dorados en los hombros. Los cascos eran blancos y tenían el logo del rayo en forma de arco, en oro o azul marino, según el año, y el número del jugador. Al principio, el equipo usaba pantalones blancos antes de cambiar a oro en 1966. En 1973, los números de las camisetas azules cambiaron de blanco a oro.

En 1974, el azul cielo se transformó en azul real oscuro. El casco también se cambió a azul oscuro y se eliminaron los números de los jugadores. Además, las máscaras faciales se tornaron amarillas, convirtiéndose así en uno de los primeros equipos de la NFL (con los Chiefs de Kansas City) en usar un color de máscara que no fuera el entonces predominante gris. De 1978 a 1983, los Chargers usaron sus camisetas blancas en casa, coincidiendo con la contratación del entrenador Don Coryell – cuando Joe Gibbs, un asistente de Coryell en 1979-80, se convirtió en el entrenador jefe de los Washington Redskins en 1981, hizo lo mismo, y el blanco en casa se convirtió en un alimento básico de los Redskins hasta 2007 – pero Coryell cambió los Chargers a sus camisetas azules en casa a partir de 1984. Con la excepción de la temporada 1991 y otros partidos locales esporádicos desde entonces, San Diego usa sus camisetas azules en casa.

En 1985, los Chargers comenzaron a usar camisetas azul marino y volvieron a usar pantalones blancos. El diseño del uniforme del equipo fue renovado en 1988. Tenía un tono aún más oscuro de azul marino. Los relámpagos de las camisetas y los cascos eran de color blanco, con adornos interiores de color azul marino y contorneados en oro. En 1990, el equipo comenzó a usar pantalones navy con sus camisetas blancas. De 1988 a 1991, el equipo exhibió rayas en los pantalones en lugar de rayos. Los Chargers fueron con combinaciones totalmente blancas en 1997 y 2001, sólo para que los pantalones azules regresaran. El 27 de octubre de 2003, los Chargers usaron sus pantalones de la armada con su camiseta de la armada para un partido de fútbol americano del lunes por la noche contra los Miami Dolphins que se jugó en el Estadio Sun Devil, entonces el hogar de los Arizona Cardinals, debido a los incendios forestales en el sur de California. Este sigue siendo el único juego en el que los Chargers han llevado la combinación totalmente oscura.

Desde finales de la década de 1980 hasta el año 2000, los Chargers vestían de blanco en casa durante algunos partidos de pretemporada y de oscuro en los partidos de temporada regular. En 2001, los Chargers empezaron a usar sus uniformes oscuros para los partidos de pretemporada y los blancos en los partidos en casa en septiembre debido al calor antes de volver a la oscuridad en octubre.

En marzo de 2007, los Chargers presentaron su primer rediseño de uniforme desde 1988, en la página web oficial del equipo. El equipo presentó formalmente este nuevo conjunto de uniformes, que mezcla estilos antiguos y nuevos, en un evento privado para equipos. El azul marino sigue siendo el color primario de la camiseta de casa, pero el relámpago familiar fue revertido a dorado, y ahora tiene un contorno azul marino y adornos interiores en azul polvo. El último color es un guiño a los uniformes de los años 60. El relámpago rediseñado fue movido a los lados de los hombros desde arriba, e incluye una nueva fuente de numeración y una marca de palabra en blanco, con contorno dorado y adornos interiores en azul polvo. Los pantalones también tienen un relámpago rediseñado en oro, con adornos en azul polvo en una raya azul marino. Además, el equipo rinde homenaje a otras características del uniforme de su historia llevando un casco blanco metálico, con una máscara facial azul marino, el perno recientemente renovado en oro con adornos azul marino y azul polvo, y pantalones blancos. También se rediseñaron los maillots blancos de carretera con pantalones azul marino, así como los maillots alternativos de color azul polvo con pantalones blancos.

De 2002 a 2006, los Chargers usaron los uniformes azules de principios de los años 60 como camisetas alternativas, que muchos aficionados al fútbol (tanto de los Chargers como de otros equipos) pidieron a gritos que el equipo trajera de vuelta a tiempo completo.

Desde 2007, los Chargers han usado las camisetas azules alternas dos veces por temporada. Las camisetas azules alternas también se han usado en un partido de playoff contra los Potros de Indianápolis (playoffs 2008).

En 2009, en honor a su 50 aniversario como uno de los ocho equipos originales de la AFL, los Chargers usaron sus uniformes de 1963 para tres partidos.

Para la temporada 2013, los Chargers hicieron pequeños ajustes a sus uniformes actuales. Estos incluyen una placa de identificación de dos tonos (oro con adornos en azul polvo en la camiseta de casa, azul marino con adornos en la camiseta de visitante, y blanco con adornos en azul marino en la camiseta alternativa), cuellos que coinciden con el color de la camiseta, y la adición de una raya de oro en los calcetines.

El 12 de enero de 2017, con el anuncio de que los Chargers se mudaban a Los Ángeles, el equipo presentó un nuevo logotipo alternativo que incorporaba las letras “LA” con un rayo. El logotipo fue inmediata y ampliamente ridiculizado por los aficionados, los medios de comunicación e incluso otras franquicias deportivas profesionales, en parte por su parecido con el logotipo de los Dodgers de Los Ángeles. El equipo trató de disipar la controversia cambiando el esquema de colores del nuevo logotipo antes de desecharlo al cabo de dos días.

Jugadores

Números retirados

Los Chargers tienen actualmente cuatro números retirados: #14 (Dan Fouts), #19 (Lance Alworth), #21 (LaDainian Tomlinson) y #55 (Junior Seau). A partir de 2010, la política de los Chargers fue hacer que el comité del Salón de la Fama de los Chargers evaluara a los candidatos para que el número de un jugador se retire después de que el jugador se haya retirado de la liga después de cinco años, Seau fue la única excepción a esta política. El comité está formado por el vicepresidente ejecutivo de los Chargers, Alex Spanos, el director de relaciones públicas de los Chargers, Bill Johnston, el fundador del Salón de Campeones de San Diego, Bob Breitbard, y los presidentes de la Comisión Deportiva de San Diego y del Club de Fans de los Chargers Backers. Hay pocas pautas reconocidas en los deportes con respecto a los números de jubilados, y la NFL no tiene una política de liga específica. “Tienes que tener suficientes números para que los jugadores los usen”, dijo el portavoz de la NFL Greg Aiello. Los Chargers raramente han retirado números. El San Diego Union-Tribune escribió: “Tienden a honrar su herencia al azar”.

  • #14 Dan Fouts (QB)
  • #19 Lance Alworth (WR)
  • #21 LaDainian Tomlinson (RB)
  • #55 Junior Seau (LB)

Salón de la Fama del Fútbol Profesional

Jugadores

  • #19 Lance Alworth (WR)
  • #74 Ron Mix (OT)
  • #19 Johnny Unitas (QB)
  • #75 Deacon Jones (DE)
  • #89 John Mackey (TE)
  • #14 Dan Fouts (QB)
  • #72 Larry Little (OG)
  • #80 Kellen Winslow (TE)
  • #18 Charlie Joiner (WR)
  • #71 Fred Dean (DE)
  • #55 Junior Seau (LB)
  • #21 LaDainian Tomlinson (RB)

Entrenadores

  • Sid Gillman (Head coach)

Salón de la Fama de los Chargers

Los Chargers crearon su Salón de la Fama en 1976. Los miembros del Salón de la Fama son homenajeados en el Anillo de Honor de los Encargados, fundado en 2000 y visible por encima de la línea lateral del equipo visitante del Estadio Qualcomm a nivel de prensa. Los candidatos elegibles deben haber estado jubilados durante al menos cuatro temporadas. Las selecciones son hechas por un comité de cinco miembros presidido por Dean Spanos, vicepresidente de los Chargers. En 1992, otros miembros del comité incluían a Bob Breitbard, fundador del Salón de Campeones de San Diego; Ron Fowler, presidente de la Asociación Deportiva del Gran San Diego; Jane Rappoport, presidenta de Charger Backers; y Bill Johnston, director de relaciones públicas del equipo. Los Chargers en 2012 permitieron a los aficionados votar por el miembro más nuevo.

  • #56 Emil Karas (LB)
  • #55 Frank Buncom (LB)
  • #53 Bob Laraba (LB)
  • #38 Jacque MacKinnon (TE)
  • #19 Lance Alworth (WR)
  • #74 Ron Mix (OT)
  • #23 Paul Lowe (RB)
  • Barron Hilton (Majority owner)
  • #22 Keith Lincoln (RB)
  • #77 Ernie Ladd (DT)
  • #78 Walt Sweeney (G)
  • #21 John Hadl (QB)
  • #50 Chuck Allen (LB)
  • #27 Gary Garrison (WR)
  • Sid Gillman (Head coach)
  • #86 Earl Faison (DE)
  • #14 Dan Fouts (QB)
  • #18 Charlie Joiner (WR)
  • Don Coryell (Head coach)
  • #45 Speedy Duncan (CB)
  • #70 Russ Washington (OT)
  • #80 Kellen Winslow (TE)
  • George Pernicano (Minority owner)
  • #6 Rolf Benirschke (K)
  • #22 Gill Byrd (CB)
  • #79 Gary “Big Hands” Johnson (DT)
  • #63 Doug Wilkerson (G)
  • #89 Wes Chandler (WR)
  • #12 Stan Humphries (QB)
  • Bobby Ross (Head coach)
  • #74 Louie Kelcher (DT)
  • #62 Don Macek (C)
  • #67 Ed White (G)
  • #71 Fred Dean (DE)
  • #55 Junior Seau (LB)
  • #2 Darren Bennett (P)
  • #91 Leslie O’Neal (DE)
  • #21 LaDainian Tomlinson (RB)

Salón de Campeones de San Diego

Alworth, Mix, Hadl, Joiner, Coryell, Gillman, Garrison, Fouts, White, Winslow, Faison, Benirschke, Lincoln, Washington, Humphries, Ladd y Wilkerson también son miembros del Salón de Campeones de San Diego, el cual está abierto a atletas del área de San Diego, así como a aquellos que jugaron para equipos profesionales y universitarios con sede en San Diego.

Tema de la canción

La canción de lucha de los Chargers, “San Diego Super Chargers”, fue grabada en 1979 en la cúspide del éxito del equipo con Air Coryell, y tiene un sonido claramente disco. El equipo bajo el entonces nuevo dueño Alex Spanos reemplazó la canción en 1989 con una versión de covers sin descuento, pero la versión original fue revivida en 2002. El equipo tocó esta canción en los partidos en casa después de que Chargers marcara y ganara hasta que partió de San Diego. De vez en cuando durante los momentos culminantes de la NFL PrimeTime, Chris Berman y Tom Jackson de ESPN cantaron brevemente la primera línea del coro de la canción.