Saltar al contenido

Tampa Bay Buccaneers

Los Tampa Bay Buccaneers son una franquicia profesional de fútbol americano con sede en Tampa, Florida. Los Bucaneros actualmente compiten en la Liga Nacional de Fútbol (NFL) como un equipo miembro de la división Sur de la Conferencia Nacional de Fútbol (NFC). Junto con los Seattle Seahawks, el equipo se unió a la NFL en 1976 como un equipo de expansión. Los Bucs jugaron su primera temporada en la división Oeste de la Conferencia Americana de Fútbol (AFC) como parte del plan de expansión de 1976, por el cual cada nueva franquicia jugaría con todas las demás franquicias durante los dos primeros años. Después de la temporada, el club cambió las conferencias con los Seahawks y se convirtió en miembro de la división central de NFC. Durante la realineación de la liga de 2002, los Bucs se unieron a tres antiguos equipos de NFC Oeste para formar el NFC Sur. El club es propiedad de la familia Glazer y juega sus partidos en casa en el estadio Raymond James de Tampa.

Los Bucaneros son el primer equipo de expansión después de la fusión en ganar un título de división, ganar un juego de playoff, y ser anfitrión y jugar en un juego de campeonato de conferencia; los tres logros ocurrieron durante la temporada de 1979. También son el primer equipo desde la fusión en completar una temporada ganadora al comenzar con 10 o más novatos, lo que ocurrió en la temporada 2010. En 1976 y 1977, los Bucaneros perdieron sus primeros 26 partidos. Tras una breve etapa de victorias a finales de los 70 y principios de los 80, el equipo sufrió 14 temporadas consecutivas de derrotas. Luego, por un período de 10 años, fueron contendientes consistentes en los playoff y ganaron el Super Bowl XXXVII al final de la temporada 2002, pero aún no han regresado al Super Bowl; por lo tanto, los Bucs, junto con los New Orleans Saints y los New York Jets, son los únicos equipos de la NFL que ganaron su única aparición en el Super Bowl.

En el transcurso de 41 temporadas, los Bucaneros han compilado un récord general de 256-402-1, con un récord de 250-393-1 en la temporada regular y un récord de 6-9 en los playoffs.

“Tampa Bay”

El nombre “Tampa Bay” se utiliza a menudo para describir un área geográfica metropolitana que abarca las ciudades alrededor de la masa de agua conocida como Tampa Bay, incluyendo Tampa, San Petersburgo, Clearwater, Bradenton y Sarasota. A diferencia del caso de Green Bay, Wisconsin, no existe un municipio conocido como “Tampa Bay”. La “Tampa Bay” en nombre de franquicias deportivas profesionales locales, como los Bucaneros, los Rowdies, los Rayos, los Rayos, la Tormenta y el antiguo Motín, denota que representan a toda la región, no sólo a Tampa.

Orígenes

La franquicia de expansión de Tampa Bay fue originalmente otorgada a Tom McCloskey, propietario de una empresa de construcción de Filadelfia. McCloskey pronto entró en una disputa financiera con la NFL, por lo que la liga encontró un reemplazo en Hugh Culverhouse, un rico abogado tributario de Jacksonville. El apretón de manos de Culverhouse para comprar a los Rams de Los Ángeles de la finca de Dan Reeves se vio frustrado por la compra del equipo por parte de Robert Irsay, que luego negoció con Carroll Rosenbloom a cambio de los Baltimore Colts, un completo intercambio de equipos entre dos propietarios. Culverhouse había estado durante mucho tiempo en la línea de una franquicia de expansión a través de un acuerdo de sus demandas antimonopolio en las que acusaba a los propietarios de conspiración para impedir su compra de los Rams.

Un concurso de nombre del equipo dio como resultado el apodo “Bucaneros”, una referencia a José Gaspar, un mítico pirata que se dice que aterrorizó a la capital española desde su base escondida en la costa oeste de Florida. Los empresarios de San Petersburgo se opusieron al nombre del equipo aduciendo que enfatizaba Tampa a expensas de otras ciudades del Área de la Bahía, hasta que el comisionado de la NFL, Pete Rozelle, se reunió con ellos para alentar su apoyo. Sus uniformes y el logo del pirata “Bucco Bruce” fueron diseñados por el artista del Tampa Tribune Lamar Sparkman, con colores extraídos de los cuatro principales equipos universitarios del estado: naranja de las universidades de Miami y Florida, y rojo del Estado de Florida y la Universidad de Tampa. Fueron uno de los pocos equipos que usaron uniformes blancos en casa, lo que obligó a sus oponentes a usar sus uniformes oscuros en el calor otoñal de 90° de Tampa. La primera sede del equipo fue el Estadio de Tampa, que recientemente se había ampliado para albergar a poco más de 72.500 aficionados. Steve Spurrier fue el mariscal de campo de Tampa Bay durante su temporada de expansión.

Historia de la franquicia

1976–1978

Los Bucaneros se unieron a la NFL como miembros de la AFC Oeste en 1976. Al año siguiente, fueron trasladados a la Central de NFC, mientras que el otro equipo de expansión de 1976, los Seattle Seahawks, intercambiaron conferencias con Tampa Bay y se unieron a la AFC West. Este reajuste fue dictado por la liga como parte del plan de expansión de 1976, de modo que ambos equipos pudieran jugar dos veces entre sí y cada una de las otras franquicias de la NFL una vez durante sus dos primeras temporadas. En lugar de un horario tradicional de jugar dos veces contra cada oponente de la división, los Bucaneros jugaron contra cada equipo de conferencia una vez, además de los Seahawks.

Tampa Bay no ganó su primer partido hasta la 13ª semana de su segunda temporada, comenzando con un récord de 0-26 (aunque los Bucs habían derrotado a los Atlanta Falcons 17-3 en un partido de pretemporada de 1976 antes de su primera temporada regular). Hasta los Leones de Detroit en 2008, los Bucs de 1976 eran el peor equipo en la historia de la NFL. Su racha perdedora hizo que se convirtieran en el blanco de las bromas de los comediantes de televisión nocturnos. Su primera victoria fue en diciembre de 1977, en el camino contra los New Orleans Saints. El entrenador de los Saints, Hank Stram, fue despedido tras perder contra los Bucaneros. La bahía de Tampa sólo necesitó una semana más para conseguir su segunda victoria, una victoria en casa sobre los Cardenales de San Luis en la final de la temporada de 1977. Los Cardenales también despidieron a su entrenador, Don Coryell, poco después. El equipo siguió mejorando en 1978, aunque las lesiones de varios jugadores clave impidieron que el equipo lograra el récord de victorias prometido por McKay.

1979–1982

La situación de los Bucs mejoró rápidamente en la temporada 1979. Con la maduración del mariscal de campo Doug Williams y el futuro cuatro veces apretado final del Pro Bowl Jimmie Giles, la primera temporada de carreras de 1.000 yardas del corredor Ricky Bell, y una asfixiante defensa líder de la liga liderada por el futuro Salón de la Fama de la NFL Lee Roy Selmon, los Bucs comenzaron la temporada con cinco victorias consecutivas, una actuación que los llevó a la portada de Sports Illustrated.

A falta de cuatro partidos para el final de la temporada, los Bucs sólo necesitaban ganar uno de ellos para llegar a los playoffs. En la primera, el STP fue puesto en todos los postes de la portería en Tampa para prevenir que los postes de la portería fueran derribados en caso de una celebración. Cuatro patadas bloqueadas más tarde, los Bucs desperdiciaron la sustancia aceitosa, cayendo ante los Vikingos de Minnesota 23-22. El STP se desperdició de nuevo la semana siguiente, cuando los Chicago Bears dejaron fuera a los Bucs por 14-0, y en el último partido en casa de O.J. Simpson en San Francisco, la Bahía de Tampa perdió su tercer intento consecutivo de conquistar un título de división contra un equipo de 49ers que llegó con un récord de 1-13. Sin embargo, en el final de la temporada en casa contra el Kansas City Chiefs, que se jugó en el peor aguacero de la historia de Bucs, el Tampa Bay logró una victoria por 3-0. Terminando con un récord de 10-6, los Bucs tuvieron su primera temporada ganadora en la historia de la franquicia, y ganaron la División Central en un desempate sobre los Bears. En una sorpresa, los Bucs derrotaron a los Philadelphia Eagles 24-17 en la ronda de división de los playoffs. Debido a que los Rams de Los Ángeles derrotaron a los Cowboys de Dallas en el otro juego de playoff de la NFC, los Bucs fueron anfitriones del Juego del Campeonato de la NFC la semana siguiente en Tampa. Los Bucs perdieron contra los Rams 9-0. En su cuarta temporada, los Bucs parecían estar a punto de cumplir el plan de cinco años de McKay.

Los Bucs llegaron a los playoffs de nuevo al ganar su división en la temporada de 1981. Todo se redujo a un emocionante partido final en Detroit; el ganador se llevaría la corona de la División Central y el perdedor se perdería los playoffs. Los Leones no habían perdido en casa en toda la temporada. Aunque los Bucs se quedaron atrás temprano, una bomba de aterrizaje de 84 yardas de QB Williams a WR Kevin House y una recuperación de torpeza por un touchdown del DT David Logan sellaron la victoria para los Bucs. En los playoffs, los Dallas Cowboys derrotaron a los Bucs, 38-0, en la ronda de división.

La temporada 1982 comenzó 0-3 para los Bucs, antes de que la huelga de un jugador cerrara la NFL durante siete semanas. Cuando la liga reanudó el juego, los Bucs fueron apodados los “Cardiac Kids” por ganar cinco de sus próximos seis partidos, todos en los momentos finales, para ir 5-4 y clasificarse para la lista ampliada de los playoffs. En la primera ronda, los Bucs una vez más se enfrentaron a los Cowboys en Dallas, perdiendo 30-17. Resultó que esta sería la última temporada regular ganadora bajo la propiedad de Culverhouse.

1983–1996

Antes de la temporada de 1983, Williams se fue a la Liga de Fútbol de los Estados Unidos en una disputa salarial. Los Bucs perdieron sus primeros nueve juegos de la temporada 1983 en camino a terminar 2-14, la primera de 12 temporadas consecutivas con al menos diez derrotas-un récord de la NFL. Se incluyó el borrador del ganador del Trofeo Heisman, Bo Jackson, con la primera elección en el borrador de 1986. Jackson había dejado saber que nunca le quitaría importancia a Hugh Culverhouse en Tampa Bay. Cumpliendo con su amenaza, optó por jugar al béisbol para los Reales de Kansas City y más tarde regresaría para parte de las temporadas de fútbol americano con los Raiders de Los Ángeles. Junto con Williams, que más tarde fue campeón del Super Bowl QB para Washington, otros dos quarterbacks de Buc durante esta era llevaron a otros equipos a ganar el Super Bowl. Steve Young ganó con los 49ers y Trent Dilfer ganó con los Ravens de Baltimore.

Bajo Culverhouse, los Bucs fueron uno de los equipos más rentables de la NFL durante la década de 1980; sin embargo, esto se debió en gran parte a que mantuvo la nómina entre las más bajas de la liga, lo que dificultó su capacidad para contratar jugadores de calidad. La asistencia también se desplomó; en un momento dado, los Bucaneros pasaron partes de tres temporadas enteras sin tener un partido local televisado localmente, y cuando lo hicieron se atribuyó más bien a un fuerte equipo visitante con un gran número de seguidores en el área, como los Chicago Bears o los Green Bay Packers.

John Lynch, un futuro Pro Bowl de fuerte seguridad, fue redactado en 1993. En el borrador de 1995 de la NFL, los Bucaneros redactaron dos futuros Hall of Famers: Warren Sapp y Derrick Brooks. El Pro Bowl Fullback, Mike Alstott, fue redactado al año siguiente en el borrador de 1996.

1994–1996

A pesar de la rentabilidad de los Bucaneros en la década de 1980, la muerte de Culverhouse en 1994 reveló un equipo cercano a la bancarrota, lo que sorprendió a muchos observadores. Su hijo, el abogado de Miami Hugh Culverhouse Jr. prácticamente obligó a los síndicos del patrimonio de su padre a vender el equipo, lo que puso en duda el futuro de la franquicia en Tampa. Entre las partes interesadas se encontraban George Steinbrenner, propietario de los Yankees de Nueva York, y Peter Angelos, propietario de los Orioles de Baltimore, este último de los cuales declaró públicamente que trasladaría el equipo a Baltimore, ya que la ciudad no tenía una franquicia de la NFL en ese momento. Sin embargo, en una sorpresa de último minuto, Malcolm Glazer superó a ambos por $192 millones, el precio de venta más alto para una franquicia de deportes profesionales hasta ese momento. Glazer inmediatamente puso a sus hijos Bryan, Edward y Joel a cargo de los asuntos financieros del equipo, e informó a los ciudadanos del área de Tampa Bay que el acuerdo actual del estadio no apoyaría la cantidad récord pagada y que se requeriría un nuevo estadio. Los Glazers convencieron a los votantes del Condado de Hillsborough de recaudar impuestos sobre las ventas para financiar la construcción del Estadio Raymond James y los profundos bolsillos de la familia y el serio compromiso de presentar un equipo ganador finalmente permitieron que los Bucs se volvieran competitivos. El rendimiento del equipo mejoró dramáticamente cuando los Glazers contrataron al coordinador defensivo de los Vikingos de Minnesota, Tony Dungy, como entrenador principal, y desecharon los viejos diseños del uniforme (ver abajo).

1996-2001: Época de Tony Dungy

Durante la primera temporada de Dungy en 1996, el equipo continuó luchando, comenzando la temporada 1-8. Pero en la segunda mitad de la temporada terminaron 5-2, principalmente debido al desempeño de una defensa séptima en el ranking de la NFL liderada por Hardy Nickerson y la maduración de los reclutas de Sam Wyche, Brooks, Lynch y Sapp. Dungy, con su personalidad de temperamento uniforme, rápidamente aportó equilibrio y moral al equipo, y su esquema defensivo Cover 2, perfeccionado por el coordinador defensivo Monte Kiffin y el entrenador de los linebacks Lovie Smith, se convirtió en la base del éxito futuro del Tampa Bay. Su versión de Cover 2 fue tan exitosa que se conoció como Tampa 2. Ha sido traído a los Chicago Bears por Smith, Detroit Lions por Rod Marinelli, Kansas City Chiefs por Herman Edwards y a los Indianapolis Colts por el propio Dungy, y copiado por varios otros equipos.

El equipo comenzó la temporada 1997 5-0, retomando lo que había dejado el año anterior, y este rápido comienzo una vez más los llevó a la portada de Sports Illustrated en dos ocasiones. Los Bucs fueron 10-6 en su primera temporada ganadora y aparición en los playoffs desde 1982, como un equipo wild card. En el último partido en casa de los Bucs en el Estadio Houlihan (antes Estadio de Tampa), el equipo derrotó a los Leones de Detroit 20-10. Perdieron en Lambeau Field ante el eventual campeón de la NFC, Green Bay Packers 21-7. Aún así, había motivos para el optimismo, y las expectativas eran altas para la siguiente temporada.

La temporada 1998, la primera que se jugó en el recién construido estadio Raymond James, vio a los Bucs perder varios partidos reñidos en el camino hacia un decepcionante récord de 8-8. Los Bucs tuvieron que jugar los primeros 6 partidos de fútbol del año (incluyendo la pretemporada) en la carretera ya que el nuevo estadio no estaba completamente terminado.

La temporada 1999 trajo una fortuna mucho mejor. Con la fuerza de la defensa número 3 de la NFL y la actuación del novato QB Shaun King, los Bucs terminaron la temporada con un récord de 11-5 y ganaron su tercer Campeonato de División Central de la NFC. Derrotaron a Washington 14-13 en la ronda de división, antes de perder contra el eventual campeón de la Super Bowl, St. Louis Rams, en un partido del campeonato de la NFC con bajo puntaje, 11-6. La derrota de los Bucs fue polémica, destacada por la reversión de un pase de King a WR Bert Emanuel, que puso fin a las posibilidades de los Bucs de continuar su carrera en el último minuto. En las reuniones de liga después de la temporada, la NFL cambió las reglas con respecto a lo que constituía un pase incompleto.

Aunque los Bucs jugaron bien en 2000 y 2001 y llegaron a los playoffs en cada temporada, no pudieron cumplir con su objetivo principal de ganar el Super Bowl. Los puestos de wild card que ganó Tampa Bay los obligó a salir a la carretera para su primer partido de la postemporada cada año, y ambos juegos de carretera los llevó a la gélida Filadelfia para jugar contra los Eagles. Las dos derrotas también continuaron una racha inusual de derrotas para la Bahía de Tampa: permanecieron sin ganar en todos los partidos jugados cuando la temperatura era menor de 32 °F (0 °C).

2002–2008: La era de Jon Gruden

Dungy fue despedido por los Bucaneros tras una derrota ante los Philadelphia Eagles 31-9 en la ronda Wildcard de 2001 y poco después fue contratado como entrenador principal de los Indianapolis Colts, mientras que los Bucs llevaron a cabo una búsqueda prolongada y muy malintencionada de su reemplazo. A varios candidatos potenciales se les ofreció el puesto, incluyendo el entrenador principal de la Universidad de Florida (y ex quarterback de los Bucaneros) Steve Spurrier, el ex entrenador principal de los Gigantes de Nueva York Bill Parcells, y el coordinador defensivo de los Cuervos de Baltimore Marvin Lewis. Spurrier saltó a los Redskins cuando le ofrecieron el paquete salarial más lucrativo jamás ofrecido a un entrenador de la NFL, y Parcells finalmente aceptó la oferta de Bucs, la segunda vez que lo había hecho en la historia de la franquicia. El gerente general de Bucs, Rich McKay, apoyó a Lewis. Los hermanos Glazer estaban tan descontentos con la elección de otro entrenador de mentalidad defensiva que invalidaron a McKay y tomaron el control de la búsqueda del candidato ellos mismos. Dejaron claro que su primera opción era Jon Gruden; sin embargo, todavía estaba bajo contrato con los Oakland Raiders.

Mientras las conversaciones con los Raiders se llevaban a cabo en secreto, los Glazers persiguieron públicamente a otra respetada mente ofensiva, el seleccionador de los San Francisco 49ers, Steve Mariucci. Justo cuando los informes iniciales indicaban que Mariucci había accedido a convertirse tanto en el entrenador principal de los Bucs como en su gerente general, Al Davis, propietario de los Raiders, accedió a entregar a Gruden a Tampa Bay.

La astuta jugada de los Glazer finalmente dio sus frutos con la adquisición de Gruden, pero fue costosa. El equipo contrató a Gruden lejos de los Raiders el 20 de febrero de 2002, pero el precio fue de cuatro selecciones, incluyendo las selecciones de la primera y segunda ronda de los Bucs en 2002, su selección de la primera ronda en 2003, y su selección de la segunda ronda en 2004, junto con $8 millones en efectivo. (Como resultado, la liga prohibió que los entrenadores siguieran negociando las selecciones de reclutamiento). Gruden estaba frustrado por la limitación de su autoridad como entrenador por parte de Davis y estaba más que contento de regresar a Tampa Bay. Sus padres vivían en Carrollwood, y él había pasado parte de su infancia en Tampa a principios de la década de 1980, cuando su padre era entrenador de corredores y más tarde explorador de los Bucs.

A su llegada a Tampa, Gruden inmediatamente se puso a trabajar, reequipando una ofensa lenta, cambiando más del 50% de la ofensa inicial. Con un nuevo Tailback, Receptor Ancho, Dos Extremos Apretados, Cabezal Izquierdo, y Guardia Izquierda, Gruden puso su sello en la ofensiva del equipo para remover el término “Dungy’s Team” de la etiqueta. La gran realineación de la liga envió a los Bucs a la nueva División Sur de la NFC, junto con los Atlanta Falcons, Carolina Panthers y New Orleans Saints.

Liderada por la mejor defensa de la liga, la campaña 2002 fue la temporada más exitosa de los Bucaneros hasta la fecha. El linebacker Derrick Brooks fue nombrado Jugador Defensivo del Año de la NFL con una tendencia a hacer grandes jugadas. Ganaron el título de la NFC Sur con el mejor récord de la historia del equipo, 12-4, y anotaron más puntos en dos victorias en los playoffs sobre los 49ers y los Eagles que en la historia de los playoffs de Bucs juntos. Las Águilas de Filadelfia fueron una espina clavada en el equipo de Tampa Bay, tras haber eliminado a las Bucs en cada uno de los partidos de wild card de las dos últimas temporadas. Tampa Bay entró en el partido como un equipo muy débil y se quedó atrás antes de tiempo. Sin embargo, los Bucs perseveraron y tomaron una ventaja de diez puntos en el cuarto cuarto cuarto. Ronde Barber selló la victoria de manera dramática con una interceptación tardía de regreso para un touchdown, y una victoria de 27-10. Los Bucs luego derrotaron al antiguo equipo de Gruden, los Raiders, que tenían la ofensa número uno de la liga, por un marcador de 48-21 en el Super Bowl XXXVII, apodado “El Tazón Pirata”.

Poco después de la victoria en el Super Bowl, un número creciente de informes de prensa indicaron la falta de paciencia de Gruden con el gerente general McKay, uno de los principales artífices del esfuerzo de reconstrucción de los Bucs durante los últimos diez años. McKay, al igual que Gruden, tenía lazos muy arraigados con el área de la Bahía de Tampa. Sin embargo, durante la temporada 2003, la relación Gruden-McKay se deterioró mientras los Buc luchaban en el campo. En noviembre, Keyshawn Johnson fue desactivado por el equipo diez juegos en la temporada por su conducta, que incluyó discusiones secundarias con los entrenadores y jugadores de Bucs. Johnson fue eventualmente intercambiado a los Dallas Cowboys por el receptor Joey Galloway, quien más tarde en su carrera jugó para los New England Patriots, Pittsburgh Steelers, y Washington Redskins.

En diciembre, los Glazers permitieron a McKay abandonar los Bucs antes del final de la temporada regular, y rápidamente se unió a los Falcons como presidente y gerente general. Así, McKay vio su primer partido como ejecutivo de los Falcons sentado junto a su propietario, Arthur Blank, en un palco del Estadio Raymond James. Los Halcones derrotaron a los Bucs 30-28. Los Bucs sufrieron un comienzo lento y terminaron la temporada 7-9. Con la funesta actuación de los Raiders (4-12), ninguno de los dos equipos del Super Bowl llegó a los playoffs ese año.

En 2004, Bruce Allen fue contratado como gerente general. Después de la llegada de Allen, tanto John Lynch como Warren Sapp fueron liberados, asombrando a muchos fans de Buccaneer. Los distraído Buccaneers comenzaron la temporada 2004 con un récord de 1-5, su peor comienzo con Gruden. La descolorida precisión del pateador Martín Gramática no ayudó en nada, ya que el equipo perdió muchos partidos reñidos en el camino hacia un récord de 5-11.

En la temporada 2005, los Bucaneros celebraron su 30ª temporada en la liga y volvieron a la senda del triunfo. Los Bucs seleccionaron a Carnell “Cadillac” Williams en la primera ronda del draft de 2005, y el novato proporcionaría un juego de carreras que los Bucaneros no habían poseído desde los días de James Wilder en la década de 1980. Williams más tarde recibiría el Premio Novato Ofensivo del Año de la NFL. Después de comenzar 5-1, el equipo entró en una caída a mitad de temporada obstaculizada por una lesión de fin de temporada del debutante QB Brian Griese. El sustituto Chris Simms tuvo problemas al principio, pero llegó a su punto álgido, llevando al equipo a una victoria en el último minuto sobre los Redskins. Los Bucs ganaron la División Sur de la NFC terminando 11-5. La temporada terminó abruptamente, sin embargo, con una pérdida de 17-10 en la ronda de Wild Card, en una revancha con Washington que vio al receptor Edell Shepherd dejar caer la captura ganadora en la zona de anotación.

Después de ganar la división en 2005, los Bucs sufrieron una temporada 2006 abismal. La temporada estuvo plagada de lesiones, con titulares como el guardia Dan Buenning, el receptor Michael Clayton, el corredor Cadillac Williams, el extremo defensivo Simeon Rice, el cornerback Brian Kelly y el mariscal de campo Chris Simms, todos ellos colocados en reserva lesionados en algún momento de la temporada. La temporada también vio a muchos debutantes en el Bucs, como el mariscal de campo Bruce Gradkowski, se enfrentaron a Jeremy Trueblood y protegieron a Davin Joseph.

Los Bucs comenzaron la temporada 0-3, con Simms lanzando sólo 1 touchdown a 7 intercepciones. En el tercer partido de la temporada, una derrota en el último minuto ante los Panthers, el bazo de Simms se rompió, y fue puesto en reserva lesionado para el resto de la temporada. Después de su semana de despedida, los Bucs eligieron iniciar Gradkowski, una selección de la sexta ronda de Toledo. Después de casi derrotar a los Saints, Gradkowski condujo al equipo a las victorias de último minuto sobre los Bengals y los Eagles. El éxito fue efímero, sin embargo, y los Bucs perdieron cinco de los seis juegos siguientes. Tim Rattay reemplazó a Gradkowski como mariscal de campo al final de la temporada, y el equipo terminó 4-12. La anciana defensa, con 5 titulares que habían jugado allí durante una década o más, ocupó el puesto 17º en la general, la primera vez que una defensa de Tampa no estaba entre las diez primeras desde 1996.

Después de la decepcionante temporada 2006, los Bucaneros por primera vez en varias temporadas tuvieron dinero para gastar en agencia libre. Trajeron al mariscal de campo Jeff García, al equipo ofensivo Luke Petitgout, al extremo defensivo Kevin Carter y al linebacker Cato June. El 28 de abril de 2007, los Bucaneros redactaron el borrador defensivo de Clemson, Gaines Adams, con el cuarto mejor resultado en el Draft de la NFL. Después del reclutamiento, los Bucaneros atraparon a Jerramy Stevens y a Ryan Sims.

Los cambios de fuera de temporada dieron como resultado que los Bucaneros ganaran el título NFC South en la temporada 2007, terminando con un récord de 9-7, y el cuarto sembrado en la conferencia. La corona de la división fue la segunda en tres temporadas bajo el mando de Gruden. En la ronda de cartas salvajes de los playoffs celebrados el 6 de enero de 2008, los Bucaneros perdieron ante el eventual campeón del Super Bowl, el New York Giants, por un marcador final de 24-14.

2008-presente: Sequía en los playoffs

Durante la temporada baja de 2008, los Bucs volvieron a contratar al entrenador Gruden y al gerente general Allen durante la temporada 2011. También adquirieron a los ex jugadores Warrick Dunn, que había pasado las últimas 6 temporadas con los Atlanta Falcons, y Brian Griese, que fue el quarterback titular del equipo en 2005, hasta que una lesión de rodilla lo dejó de lado durante el resto del año. Chris Simms fue finalmente liberado, después de no haber jugado en un partido desde su lesión en 2006. Los Bucs tuvieron un gran comienzo en 2008, con un récord de 9-3 en el último mes de la temporada, empatados en el primer lugar de la división, con una oportunidad en el primer lugar de la conferencia. El 2 de diciembre, se anunció que el coordinador defensivo Monte Kiffin dejaría el equipo después del final de la temporada, para el mismo trabajo en la Universidad de Tennessee, sirviendo bajo la dirección de su hijo Lane Kiffin, quien acababa de ser nombrado el nuevo director técnico de la escuela. Después del anuncio, los Bucaneros perderían sus últimos cuatro juegos de la temporada para terminar 9-7 por segunda temporada consecutiva. A diferencia de 2007, no fue suficiente para asegurar el campeonato de la división, ni una aparición en los playoffs.

2009–2011: La era de Raheem Morris

Raheem Morris fue nombrado el reemplazo de Monte Kiffin como coordinador defensivo en diciembre de 2008. Un mes después, después del colapso que terminó la temporada 2008, los Bucaneros despidieron a Jon Gruden y rápidamente elevaron a Morris a la posición de entrenador principal. Bruce Allen también fue despedido, siendo Mark Dominik su sucesor como gerente general. Varios veteranos fueron liberados, incluyendo a Derrick Brooks, Joey Galloway y Jeff García. El nuevo equipo cambió por el apretado Kellen Winslow Jr., el mariscal de campo Byron Leftwich, y reclutó a Josh Freeman con el 17º puesto en la general.

El equipo de 2009 empezó con un 0-7, por detrás de Leftwich y más tarde de Josh Johnson. Después de su semana de despedida, el equipo elevó a Freeman a quarterback titular, resultando en la primera victoria del equipo de la temporada. El equipo terminó 3-13, el peor récord desde 1991.

En 2010, los Bucaneros sorprendieron a muchos, produciendo el mayor cambio de temporada en la historia de la franquicia, con un resultado de 10-6. Esto fue en gran medida detrás de las actuaciones estelares de Freeman, el receptor novato Mike Williams, y LeGarrette Blount. A pesar del esfuerzo, el equipo falló por poco en los playoffs, perdiendo en el desempate con el eventual campeón del Super Bowl XLV, Green Bay.

Tampa Bay comenzó la temporada 2011 con grandes esperanzas, añadiendo varios jugadores defensivos clave a través del draft. Sin embargo, después de un comienzo 4-2, los Bucaneros colapsaron, perdiendo diez juegos consecutivos para terminar 4-12. Al día siguiente de la derrota por 45-24 ante Atlanta en el último partido de la temporada, el equipo despidió a Morris, al coordinador ofensivo Greg Olson y al resto de su equipo correspondiente. Durante la era Morris, la falta de éxito en el campo, junto con varios factores que contribuyeron a ello, incluyendo la recesión, provocó un descenso en la asistencia, lo que precipitó apagones en la televisión local por primera vez desde mediados de la década de 1990. Los 8 partidos de la temporada regular en casa fueron tachados en 2010, y 5 de 7 fueron tachados en 2011 (un partido “en casa” se jugó en Londres).

2012–2013: Greg Schiano era

Alrededor de tres semanas después de despedir a Raheem Morris, los Bucaneros contrataron a Greg Schiano de Rutgers como nuevo entrenador. Durante su conferencia introductoria declaró: “Habrá hombres Bucaneros, y habrá un Camino Bucanero”. La frase “The Buccaneer Way” se convirtió en un eslogan entre los aficionados y los medios de comunicación locales, describiendo el nuevo régimen y su actitud. El equipo llenó el cuerpo técnico con nuevas caras, incluyendo a Mike Sullivan, Bill Sheridan y Butch Davis. En 2013, Dave Wannstedt también se incorporó como entrenador de equipos especiales. En el primer día de la agencia libre, el club firmó los prospectos Vincent Jackson y Carl Nicks, así como Eric Wright. Los 140 millones de dólares comprometidos con el equipo durante ese período de 24 horas se consideran la mayor inversión que la familia Glazer ha realizado en el equipo desde hace casi una década.

El equipo terminaría la temporada 2012 en 7-9, notablemente primeros en defensa apresurada. Además, la ofensiva apresurada fue destacada por la actuación de Doug Martin. Después de dos temporadas de apagones en la televisión local, el equipo mejorado comenzó a ver un aumento en la asistencia y la atención, y se levantaron algunos apagones. 6 juegos fueron bloqueados en 2012. Durante el período de tres años de 2010-2012, los Bucs lideraron a la NFL en apagones de televisión local con 19 (Cincinnati fue segundo con 11). Sin embargo, el estilo estricto y regimentado del entrenador Schiano fue criticado al final del partido contra los Gigantes, ordenando a su defensa que continuara atacando agresivamente la ofensiva mientras el mariscal de campo se arrodillaba para terminar el partido.

Al entrar en la temporada 2013, los aficionados y analistas tenían expectativas mejores que el promedio para Tampa Bay. Se esperaba que mejoraran su récord y que llegaran a los playoffs. Las predicciones resultaron ser infundadas, ya que numerosos problemas dentro y fuera del campo de juego provocaron el colapso del equipo. El equipo trató con varios jugadores, entre ellos Lawrence Tynes, Carl Nicks y Johnthan Banks, que contrajeron infecciones por SARM resistentes a los antibióticos, lo que condujo a una demanda de Tynes en 2015 que se resolvió en 2017. Durante el campo de entrenamiento, una grieta comenzó a dividir a Schiano y al mariscal de campo Josh Freeman. Después de una salida 0-3, Freeman fue puesto en el banquillo, y finalmente liberado. Esto fue después de que Freeman se perdiera varias reuniones del equipo, junto con la fotografía anual del equipo. Schiano empezó con el novato Mike Glennon, pero el equipo siguió perdiendo. La confianza de los aficionados en Schiano comenzó a decaer rápidamente, y después de un comienzo de 0-8, el equipo finalmente consiguió su primera victoria de la temporada en una noche de lunes contra Miami. Una breve racha de victorias mejoró con Glennon como mariscal de campo, y Bobby Rainey se hizo cargo del equipo con números estelares después de que Doug Martin cayera con una lesión en el hombro. No hubo apagones en 2013, ya que los Glazers compraron las entradas necesarias para dos de los partidos para llegar al umbral del 85% necesario para evitar apagones locales.

A pesar de algunas mejoras individuales, y algunas actuaciones impresionantes de los miembros de la defensa, el equipo cayó los últimos tres juegos de la temporada, y terminó 4-12. El equipo ocupó el último o casi el último lugar en casi todas las categorías ofensivas. El 30 de diciembre de 2013, Schiano y el gerente general Mark Dominik fueron despedidos.

2014–2015: Lovie Smith y Jason Licht era

El 1 de enero de 2014, Lovie Smith fue contratado como el nuevo entrenador principal de los Bucaneros, en reemplazo de Greg Schiano. Anteriormente, Smith había pasado 5 temporadas con los Bucaneros desde 1996 hasta 2001 entrenando a los linebackers bajo la dirección de Tony Dungy. Durante su primera conferencia de prensa con los Bucs, Smith habló de restaurar la calidad del equipo desde finales de la década de 1990 y principios de la década de 2000: “Había un cierto tipo de fútbol que esperabas de nosotros”, dijo Smith. “Sabes que seríamos implacables. Había una marca de fútbol que recibías de nosotros cada semana en el estadio Raymond James. Fue difícil para los rivales entrar y ganar. Nos hemos alejado un poco de eso, y es hora de que volvamos a ser un equipo relevante”.

El 21 de enero de 2014, Jason Licht fue contratado como nuevo gerente general, en reemplazo de Mark Dominik. Fue presentado oficialmente en One Buc Place el 23 de enero de 2014. En su primera conferencia de prensa, Licht habló de su filosofía: “Nuestra filosofía va a ser construir a través del borrador. Ahí es donde encontramos nuestras estrellas. Ahí es donde encontramos a la próxima generación. Pero también a corto y largo plazo vamos a complementar nuestra lista a través de la agencia libre, pero vamos a buscar valor. Vamos a gastar sabiamente.”

Después de contratar al veterano agente libre Josh McCown y a muchos más agentes libres, muchos analistas predijeron que los Bucaneros podrían ser el equipo sorpresa del año y posiblemente hacer un playoff. Esas predicciones pronto desaparecieron después de que los Bucs comenzaran la temporada 0-3, incluyendo una explosión de 56-14 contra los Atlanta Falcons el jueves por la noche de fútbol. McCown se lesionó en ese partido, y el mariscal de campo de segundo año Mike Glennon fue nombrado el titular. Su primer comienzo de la temporada 2014 terminó con la primera victoria de los Bucs de la temporada en Pittsburgh contra los Steelers 27-24. Los Bucs perdieron los siguientes 4 juegos, incluyendo dos derrotas en tiempo extra contra los New Orleans Saints y los Minnesota Vikings, un reventón contra los Baltimore Ravens, y una pérdida de 5 puntos contra los Cleveland Browns. Entrando en la semana 10 a las 1-8, McCown regresó como titular. Matemáticamente, los Bucs seguían en la repesca, con sólo 3 partidos fuera del primer puesto de la división. El primer partido de McCown terminó con una derrota de 27-17 ante los Falcons, pero ganó la semana siguiente en un reventón de 27-7 contra un Washington en apuros. Los Bucs perderían los siguientes tres juegos y fueron oficialmente eliminados de los playoffs en la semana 14. Los Bucs terminarían 2-14, ganando 2 juegos menos que la temporada anterior y asegurando el primer borrador general para el borrador de 2015 de la NFL.

A pesar del récord del equipo, el receptor de primera ronda Mike Evans tenía más de 1,000 yardas de recepción y se convirtió en el jugador más joven de la NFL en registrar más de 200 yardas de recepción en un solo juego. Vincent Jackson también tuvo más de 1,000 yardas de recepción, lo que representó el primer par de receptores de 1,000 yardas de Tampa Bay en una temporada. El CB Johnthan Banks de segundo año lideró el equipo con 4 intercepciones y 50 placajes. Danny Lansanah floreció en el sistema Tampa 2 con 81 entradas, 1.5 sacos de QB, y 3 intercepciones, con 2 de esas intercepciones devueltas para anotaciones para la temporada 2014. Jacquies Smith, que fue contratado por Buffalo después de renunciar al debutante DE Scott Solomon un mes después de la temporada, tuvo 17 entradas combinadas, 13 entradas en solitario, 6.5 sacos, y 1 caída forzada en sólo 8 salidas para el 2014.

En diciembre de 2014, un informe reveló que los Bucaneros de Tampa Bay usaban a personas sin hogar para vender cerveza y no les pagaban.

Después de la conclusión de la temporada 2014, Tampa Bay contrató a Ben Steele para que se convirtiera en el nuevo entrenador ofensivo de control de calidad del equipo, así como al ex coordinador ofensivo de Atlanta Falcons, Dirk Koetter, para que fuera su nuevo coordinador ofensivo después de separarse del entrenador de QB y coordinador ofensivo interino Marcus Arroyo. Con un record de 2-14, empatado en el peor record de la NFL en 2014, Tampa ganó el primer lugar en el Draft de la NFL en 2015. También hicieron algunos titulares cuando publicaron QB Josh McCown el 11 de febrero de 2015 para ahorrar $5.25 millones en espacio de tapas. Con la primera selección general en el draft de la NFL, los Bucaneros seleccionaron a Jameis Winston del Estado de Florida. A lo largo de la temporada baja, hubo mucho debate sobre si los Bucaneros debían elegir Jameis, o Oregon QB Marcus Mariota. Esta decisión fue controvertida debido a la grave preocupación que suscitaban los reiterados casos de conducta sexual indebida por parte de Jameis.

El 6 de enero de 2016, Smith fue despedido por los Bucaneros después de registrar un record de 8-24 en sus dos temporadas, incluyendo un record de 6-10 en la temporada 2015.

2016-presente: La era de Dirk Koetter

El 15 de enero de 2016, Dirk Koetter fue ascendido de coordinador ofensivo a nuevo entrenador de los Tampa Bay Buccaneers.

El récord del equipo fue de 3-5 después de una derrota por reventón ante los Atlanta Falcons en un partido de fútbol del jueves por la noche televisado a nivel nacional. Las posibilidades de llegar a los playoffs se hicieron cada vez más improbables. Sin embargo, tras la derrota, los Bucaneros lograron cinco victorias consecutivas, la racha ganadora más larga desde la temporada 2002. Durante la racha, los Bucaneros ganaron victorias inesperadas sobre los favoritos Chiefs de Kansas City y los Seahawks de Seattle. Los Bucaneros terminaron su temporada 2016 con un récord de 9-7, pero perdieron la sexta semilla de la NFC contra los Leones de Detroit debido a los desempates.

Defensa

A lo largo de su historia, los Bucaneros han sido conocidos por su asfixiante defensa. Comenzó con el bosquejo del extremo defensivo del Salón de la Fama Lee Roy Selmon con su primera selección en 1976. Tres jugadores de Buccaneer han sido nombrados Jugador Defensivo AP del Año, y el equipo ha liderado la liga en defensa total en tres ocasiones. Los cuatro miembros del Salón de la Fama de Bucaneros son jugadores o entrenadores defensivos.

1978–1982

Liderados por Selmon, los Linebackers Dewey Selmon, Richard Wood, Dave Lewis y Mike Washington, Mark Cotney y Cedric Brown en la secundaria, los primeros años de Buccaneers rápidamente se ganaron una identidad como equipo defensivo. Su defensa de 3-4 alcanzó su punto máximo en 1979 cuando lideró la liga en defensa total, con puntos permitidos y primeros downs permitidos. Lee Roy Selmon fue elegido Jugador Defensivo del Año de la NFL, pero finalmente se quedó a 10 puntos del Super Bowl, ya que la ofensiva los detuvo en el partido del Campeonato de la NFC en una derrota por 9-0 ante los Rams de Los Ángeles.

1997–2008: El Tampa 2

El equipo bosquejó las piedras angulares de la franquicia John Lynch en 1993, y Warren Sapp y Derrick Brooks en 1995 para acompañar al linebacker de All-Pro Hardy Nickerson. Esto fue seguido por la contratación del innovador coordinador defensivo Monte Kiffin en 1996. Los nuevos Buccaneers prepararon el escenario para una de las mayores carreras defensivas en la historia de la NFL. De 1997 a 2008, la defensa del Buccaneers terminó entre los diez primeros de la liga todos los años menos uno, incluyendo ocho finales entre los cinco primeros, y dos esfuerzos entre los primeros clasificados. Kiffin, junto con el entrenador Tony Dungy, creó la defensa “Tampa 2”, una versión modificada del esquema de Portada 2 establecido.

Las defensas de Kiffin eran conocidas como tacleadores de pandillas con una tremenda velocidad de equipo, con cuatro delanteros que podían presionar al mariscal de campo de manera consistente, rápidos linebackers de línea lateral a línea lateral, y un secundario de gran impacto que causaba pérdidas de balón. Muchos equipos han copiado el Tampa 2, pero ninguno se ha acercado al éxito que los Bucaneros experimentaron liderados por numerosos Pro Bowlers y el Hall of Famers. La defensa de Tampa Bay contó con el futuro Salón de la Fama, Derrick Brooks y Warren Sapp, y los Pro Bowlers, John Lynch, Ronde Barber, Hardy Nickerson, Simeon Rice, Shelton Quarles, Donnie Abraham, y el MVP del Super Bowl XXXVII Dexter Jackson. Sapp y Nickerson fueron nombrados para el 2do Equipo de Toda la Década de 1990, mientras que en el Equipo de Toda la Década de 2000 Sapp y Brooks fueron los jugadores del 1er Equipo y Ronde Barber en el 2do Equipo.

2002 defensa

La defensa de los Bucaneros de 2002 es ampliamente considerada como una de las mayores defensas en la historia de la NFL, rivalizada sólo por los Ravens de 2000, los Bears de 1985, los Steelers de 1976 y otros pocos. En la temporada regular Tampa Bay lideró la liga en defensa total (252.8 ypg), puntos permitidos (196), primeras bajadas permitidas (14.8 pg), pases (155.6 ypg), intercepciones (31), intercepciones devueltas por touchdowns (5), puntuación de pasador oponente (48.4), y shutouts (2). También terminaron en tercer lugar en el promedio de apuro del oponente (3.8 ypc), y sexto en sacos (43). Derrick Brooks fue galardonado como Jugador Defensivo del Año de AP cuando la defensa lideró el camino a una temporada regular de 12-4. El equipo fue aún mejor en la postemporada con sólo 37 puntos en tres partidos combinados, todos ellos contra las diez primeras ofensas. En esos tres partidos de playoff, interceptaron 9 pases -devolviendo 4 para anotar- y recogieron 11 sacos.

En el Super Bowl XXXVII, los Bucaneros ofrecieron una de las actuaciones defensivas más impresionantes de la historia del Super Bowl. Jugando contra la ofensiva #1 en la liga liderada por el MVP de la liga Rich Gannon, la defensa en realidad superó la ofensiva de los Raiders, permitiendo 2 anotaciones ofensivas y devolviendo 3 intercepciones por anotaciones. La defensa estableció dos récords en el reventón de 48-21, uno para la mayoría de las intercepciones en un Super Bowl (5), y uno para la mayoría de las intercepciones devueltas para anotaciones en un Super Bowl (3). En 19 juegos totales en 2002, los Bucaneros registraron 40 intercepciones, 53 sacos y 9 anotaciones defensivas.

Instalaciones del equipo

Desde 1998, los Bucaneros han jugado sus partidos en casa en el estadio Raymond James de Tampa. Antes de eso, jugaron en el Estadio de Tampa desde su fundación.

En 1975, los Bucaneros construyeron un pequeño complejo de prácticas con oficinas cerca del Aeropuerto Internacional de Tampa llamado One Buccaneer Place. A medida que otros equipos de la NFL reemplazaban o mejoraban sus respectivas instalaciones, los jugadores y entrenadores de Buccaneers aumentaban sus quejas sobre el constante ruido de la aeronave, las oficinas estrechas, los pequeños vestuarios y la condición decrépita de One Buc Place. El entonces entrenador Jon Gruden se refirió sarcásticamente a las instalaciones como “El cobertizo”, y algunas de las oficinas de los entrenadores en realidad fueron convertidas en armarios de escobas. Durante gran parte de la existencia del equipo, los Bucaneros realizaron un campamento de entrenamiento en el campus de la Universidad de Tampa, luego en el amplio y mejor equipado Complejo Deportivo Mundial de Disney cerca de Orlando (2002-2008).

En agosto de 2006, los Bucaneros inauguraron un nuevo centro de entrenamiento de $30 millones. Convenientemente ubicado al otro lado de la calle del Estadio Raymond James (en el antiguo sitio del Centro de la Bahía de Tampa), el moderno complejo (145,000 pies cuadrados (13,500 m2) de instalaciones en 33 acres (13 ha)) es uno de los más grandes de la NFL. Sus características incluyen oficinas y salas de reuniones, tres campos de prácticas de césped natural, un teatro para reuniones y conferencias de prensa, una sala de pesas ampliada, una cocina y comedor totalmente equipados, un centro de rehabilitación con tres piscinas separadas y un vestuario del doble del tamaño de la antigua ubicación. El edificio está rematado por un vidrio gigante de cinco pisos y un balón de fútbol de acero como elemento clave de diseño. En 2017 se terminó de construir un campo de prácticas cubierto con césped artificial. En 2009, el equipo comenzó a organizar un campamento de entrenamiento en las nuevas instalaciones mejoradas de Tampa.

En la segunda semana de septiembre de 2007, estatuas de figuras importantes de la temporada del Campeonato Bucs 2002 fueron trasladadas al área del vestíbulo en una exposición llamada “Momento de la Victoria”. Las estatuas de tamaño natural incluían a los jugadores Mike Alstott, Ronde Barber, Derrick Brooks, Brad Johnson, John Lynch, Shelton Quarles, Simeon Rice, Warren Sapp y el entrenador principal Jon Gruden. Las estatuas están modeladas a partir de imágenes de la línea lateral hacia el final del Super Bowl XXXVII.

Las prácticas en la instalación actualmente sin nombre permanecerán cerradas al público, aunque el estacionamiento del centro comercial existente en el lado oeste de la propiedad todavía está disponible para su uso en los días de juego. La instalación todavía se conoce como One Buc Place, o a veces por los medios de comunicación locales como One Buc Palace.

Logotipos y uniformes

1976–1996

Cuando el equipo comenzó a jugar en 1976, Culverhouse eligió inicialmente los colores rojo, verde, naranja y blanco. Sin embargo, la sombra del verde era demasiado cercana a la utilizada por los Miami Dolphins. Un tono medio de “Florida Orange” fue sustituido por el verde. Los uniformes de casa incluían camisetas anaranjadas con números blancos delineados en rojo, los ahora famosos uniformes “Creamsicle”. Las camisetas blancas de Road originalmente tenían números anaranjados contorneados en rojo, pero estos colores fueron invertidos durante el segundo año y más allá. El cambio de color proporcionó una mejor visibilidad, especialmente con fines de cobertura televisiva.

El caricaturista de muchos años de Tampa Tribune y Ye Mystic Krewe de Lamar Sparkman, miembro de Gasparilla, diseñaron el logotipo del primer equipo. Frente al desafío de diseñar un logotipo que no se pareciera mucho al de los otros “piratas” de la liga, los Oakland Raiders, Sparkman inventó un pirata bigotudo que llevaba un sombrero encorvado, con un gran pendiente de aro, aferrado a una daga en los dientes. El pirata parecía estar guiñando el ojo. Por un tiempo muy breve se refirió a él como “Morgan” y el entrenador John McKay lo llamó “Errol Flynn”. El escritor deportivo local del St. Petersburg Times, Hubert Mizell, acuñó el apodo de “Bucco Bruce” en una columna de febrero de 1976, notando casi inmediatamente la apariencia poco intimidatoria y “arrogante” de la mascota. El apodo se mantuvo, mientras que el logotipo y el nombre “Bucco Bruce” se convirtieron en símbolos y recordatorios de la continua inutilidad del club. El escritor deportivo y comentarista Nick Bakay dijo una vez que Bucco Bruce era un pirata que “no infundía miedo en el corazón de nadie”.

Hubo controversia sobre dónde el dibujante recibió inspiración para su Buccaneer. El Beloit College, ubicado en Beloit, Wisconsin, recibió una notificación de los Bucaneros de Tampa Bay sobre el uso ilegítimo de su mascota. El bucanero de Beloit College es la imagen especular del bucanero de Tampa Bay, con los colores del creamsicle reemplazados por los colores de la escuela de Beloit. El director atlético Ed DeGeorge dijo que los Bucaneros de Beloit han usado el logotipo desde principios de la década de 1980, cuando lo eligió de un libro al ordenar calcomanías para los cascos del equipo de fútbol. Los Bucaneros de la NFL se unieron a la liga en 1976. Sin embargo, los Bucaneros retiraron su reclamación contra la Universidad de Beloit debido a la decisión independiente de rediseñar el logotipo.

En 1992, los Bucaneros introdujeron pantalones anaranjados para llevar con los maillots blancos. Antes de la final de la temporada del equipo en 1995 contra los Leones, el entrenador Sam Wyche sugirió que los Bucaneros usaran los pantalones naranjas con sus camisetas naranjas. La idea fue vetada, entre otros, por el linebacker del Pro Bowl, Hardy Nickerson.

Para la temporada de 1993, después de la muerte de Culverhouse, los Bucaneros añadieron un parche conmemorativo en la manga derecha de su uniforme naranja, que decía “Mr C” en letra cursiva.

1997–2013

Para la temporada de 1997, los Bucaneros trabajaron con la NFL para desarrollar una imagen más comercial e intimidante con el fin de mejorar la imagen del equipo. Los Bucaneros cambiaron los colores de su equipo a rojo, peltre, negro y naranja. “El “Bucco Bruce” fue reemplazado por una bandera roja barrida por el viento con una calavera de pirata blanco y sables cruzados que es un Jolly Roger modificado (similar al de Calico Jack). El asta de la bandera era otro sable más grande. El nombre del equipo “Buccaneers” estaba escrito en una nueva fuente, Totally Gothic, y era rojo con sombras de peltre o rojo y blanco. Se utilizaron rayas anaranjadas y un balón de fútbol naranja para mantener un vínculo visual con los colores anteriores. Chris Berman los apodó “los piratas en pantalones de peltre”, una obra de teatro en la ópera de Gilbert y Sullivan Los Piratas de Penzance. Los Bucaneros organizaron una ceremonia en The Pier el 7 de abril de 1997 en la que Bucco Bruce caminó sobre el tablón del barco pirata Bounty atracado en Tampa Bay. Pero no antes de que el gobernador Lawton Chiles lo perdonara en el último minuto.

Los nuevos uniformes fueron adoptados mientras el Estadio Raymond James aún estaba en construcción, y los nuevos colores serían prominentes en las nuevas instalaciones. Este nuevo esquema de color se parecía ligeramente al de los Bandidos de Tampa Bay, el equipo de la USFL que jugó en la región de 1983 a 1985 y tenía un esquema de color de rojo, plata, negro y blanco.

Los nuevos uniformes proporcionaban una combinación de camisetas rojas o blancas con pantalones de peltre o blancos. La combinación de blanco sobre blanco se ha usado muchas veces durante la pretemporada y a principios de los juegos de la temporada regular, mientras que la combinación de rojo sobre blanco se ha usado mucho menos. El rojo sobre blanco se ha utilizado para algunos partidos en casa en el horario estelar, y otros partidos en casa seleccionados. La mayoría de los juegos, en casa y fuera, han utilizado pantalones de peltre.

En 2003, los Bucaneros introdujeron un maillot de práctica con ribetes anaranjados. En 2004, se utilizó una camiseta de peltre de práctica, con números en la fuente Totally Gothic. En 2005, el uniforme incluía un parche conmemorativo de la 30ª temporada del club.

Como muchos otros equipos de la NFL ubicados en climas subtropicales, los Bucaneros tradicionalmente usan sus camisetas blancas de carretera en casa durante la primera mitad de la temporada – forzando a sus oponentes a usar sus colores más oscuros durante los veranos calurosos y otoños en Tampa. Además, el banco de visitantes del Raymond James Stadium se encuentra en el lado este del estadio, que está expuesto a la luz directa del sol para los partidos que se inician a la 1:00 p.m. de los partidos del Este. La línea de banda oeste está a la sombra. En 1989, los Bucaneros comenzaron a vestir de blanco en casa para acomodar el daltonismo de Vinny Testaverde. Vinny Testaverde tuvo una mala actuación con los uniformes más oscuros (naranja) y convenció al seleccionador Ray Perkins para que cambiara el uniforme del equipo por el blanco. En ciertos años como 1989, 1990, 1991, y 1996 – el último año de los uniformes originales, los Bucaneros generalmente vestían de blanco en casa durante toda la temporada incluyendo la pretemporada. Desde que se adoptaron los nuevos uniformes, los Bucaneros llevan sus camisetas rojas en casa durante la segunda mitad de la temporada, como en casi todos los partidos locales nocturnos. Durante la pretemporada, los Bucaneros pueden o no vestirse de blanco para sus partidos en casa. Los Bucaneros han usado sus camisetas rojas en todos los partidos de la postemporada en casa, excepto en el partido de desempate del 6 de enero de 2008 contra los Gigantes. Los Bucaneros vestían de blanco ese día, ya que la temperatura de ese día era inusualmente alta. En el Super Bowl XXXVII, en el que Tampa Bay fue el equipo local designado, eligieron usar sus camisetas rojas. Esto fue a pesar de la temperatura inicial de 81 °F (27 °C), uno de los Super Bowls más calientes de la historia.

El cambio de uniforme de los Bucaneros en 1997 provocó una demanda en 2003 por parte de los Raiders, quienes alegaron que la NFL y los Bucaneros habían infringido elementos clave de la marca registrada de los Raiders, incluyendo el logotipo pirata de los Raiders. En la misma demanda, los Raiders desafiaron el esquema de colores de los Panthers de Carolina, que incluía plata y negro. Los Raiders querían que las canchas prohibieran a los Bucaneros y Panteras usar sus uniformes mientras jugaban en California. Sin embargo, como la demanda se presentó en un tribunal estatal de California, se desestimó porque sólo los tribunales federales tienen jurisdicción sobre cuestiones de propiedad intelectual.

2014-presente

Los Bucaneros revelaron un logotipo y un casco ligeramente modificados el 20 de febrero de 2014. El 3 de marzo de 2014, se presentó todo el nuevo uniforme que se utilizará a partir de la temporada 2014. Los números de la camiseta presentan un contorno reflectante de alta visibilidad, el logotipo del casco ha sido renovado y la mascarilla tiene ahora un revestimiento con efecto cromado. El color naranja original del Creamsicle de Bucs ha sido reintroducido en el uniforme.

En 2015, los Bucaneros debutaron su uniforme Color Rush con camisetas rojas y pantalones rojos, con números de peltre.

Uniforme antiguo

Después del cambio de uniforme en 1997, los Bucaneros no usaron el viejo uniforme, ni siquiera durante los populares fines de semana de “throwback” patrocinados por la liga. El club se abstuvo de la mayoría de los uniformes antiguos, y la venta de la mercancía del equipo en el antiguo esquema de color fue frustrada durante varios años. La opinión de los aficionados sobre los uniformes antiguos fue igualmente negativa, aunque después de una década, un afecto nostálgico comenzó a reavivarse. En 2008, el equipo reveló que llevaría uniformes naranjas durante al menos un partido de la temporada 2009. Su uso fue en conjunción con la creación de un Anillo de Honor de Bucaneros, coincidiendo con el 30 aniversario del equipo campeón de la división de 1979.

La mercancía de Throwback salió a la venta en el verano de 2009, y se refería al color naranja, no como “Florida Orange”, sino como “Orange Glaze”. Se realizó una considerable investigación utilizando fotografías y uniformes antiguos para que coincidieran con los esquemas de color originales. El pirata mordedor de dagas fue limpiado y los uniformes anaranjados, rojos y blancos debutaron contra los Green Bay Packers (el antiguo rival de la división de Tampa Bay) el 8 de noviembre de 2009. El estadio Raymond James también se transformó con pancartas anaranjadas y los clásicos logotipos y fuentes de los campos de juego, de vuelta al aspecto clásico del estadio de Tampa de finales de la década de 1970. Los Buccaneers ganaron su primer juego de throwback (su primera victoria de 2009) detrás del inicio de la NFL del mariscal de campo novato Josh Freeman. El partido de throwback iba a convertirse en una tradición anual, pero ha estado en pausa desde 2013 debido a las restricciones de la liga que sugieren que los jugadores usen el mismo casco durante toda la temporada por razones de seguridad.

Jugadores

Salón de la Fama

Jugadores

  • #63 Lee Roy Selmon (DE)
  • #8 Steve Young (QB)
  • #64 Randall McDaniel (OG)
  • #99 Warren Sapp (DT)
  • #55 Derrick Brooks (LB)
  • #81 Tim Brown (WR)

Entrenadores y Ejecutivos

  • Ron Wolf (GM/VP)
  • Tony Dungy (Coach)

Números retirados

  • #55 Derrick Brooks (LB)
  • #63 Lee Roy Selmon (DE)
  • #99 Warren Sapp (DT)

Anillo de Honor

El 8 de noviembre de 2009, el equipo presentó un nuevo Anillo de Honor en el Estadio Raymond James.

  • #63 Lee Roy Selmon (DE)
  • John McKay (Head Coach)
  • #88 Jimmie Giles (TE)
  • #74 Paul Gruber (OT)
  • #99 Warren Sapp (DT)
  • #55 Derrick Brooks (LB)
  • #40 Mike Alstott (RB)
  • #12 Doug Williams (QB)
  • #47 John Lynch (S)
  • Malcolm Glazer (Owner)
  • Jon Gruden (Head Coach)
  • Tony Dungy (Head coach)