Saltar al contenido
Fútbol Americano

Tennessee Titans

Los Titanes de Tennessee son un equipo de fútbol americano profesional con sede en Nashville, Tennessee. Los Titanes compiten en la Liga Nacional de Fútbol (NFL) como club miembro de la división Sur de la Conferencia Americana de Fútbol (AFC). Conocido anteriormente como los Houston Oilers, el equipo comenzó a jugar en 1960 en Houston, Texas, como miembro fundador de la Liga Americana de Fútbol (AFL). Los Oilers ganaron los dos primeros Campeonatos de la AFL, y se unieron a la NFL como parte de la fusión AFL-NFL en 1970.

El equipo se trasladó de Houston a Tennessee en 1997, y jugó en el Liberty Bowl Memorial Stadium de Memphis durante una temporada. El equipo se trasladó a Nashville en 1998 y jugó en el estadio Vanderbilt. Durante esos dos años, fueron conocidos como los “Tennessee Oilers”, pero cambiaron su nombre a “Tennessee Titans” para la temporada 1999. El equipo juega actualmente en el Nissan Stadium de Nashville, que se inauguró en 1999 con el nombre de Adelphia Coliseum. Las instalaciones de entrenamiento de los Titans se encuentran en el Parque Deportivo Saint Thomas, un terreno de 13 hectáreas en el complejo MetroCenter de Nashville.

El equipo había aparecido una vez en el Super Bowl (XXXIV), el mismo año que cambiaron su nombre por el de “Titans”, y en el que perdieron contra los Rams de St.

Historia de la franquicia

Houston Oilers (1960-96)

1960s

Los Houston Oilers comenzaron en 1960 como miembros fundadores de la Liga Americana de Fútbol. Eran propiedad de Bud Adams, un petrolero de Houston, que había hecho varias ofertas previas sin éxito para un equipo de expansión de la NFL en Houston. Adams fue un miembro influyente de los ocho propietarios originales de la AFL, ya que él, el fundador de Dallas Texans/Kansas City Chiefs, Lamar Hunt, y el fundador de Buffalo Bills, Ralph Wilson, eran más estables financieramente que los otros cinco (los tres seguirían siendo dueños de sus franquicias por más de cuarenta años, mientras que los otros se retiraron en la década de 1980).

Los Oilers aparecieron en los primeros tres campeonatos de la AFL. Consiguieron una importante victoria sobre la NFL cuando ficharon al ganador del Trofeo Heisman de la LSU, el corredor estadounidense Billy Cannon. Cannon se unió a otras estrellas ofensivas de Oiler, como el mariscal de campo George Blanda, el lateral Charlie Hennigan, el corredor Charlie Tolar y el guardia Bob Talamini. Después de ganar el primer campeonato de la AFL sobre los Chargers de Los Ángeles en 1960, repitieron sobre el mismo equipo (entonces en San Diego) en 1961. (En 2012, el punto de venta Old Navy se ganó la infamia por vender una camiseta que identificó erróneamente a los campeones de la AFL de 1961 como los texanos de Houston, que no existieron hasta 2002). Perdieron contra los tejanos de Dallas en el clásico juego de doble tiempo extra de la AFL de 1962, en ese entonces el juego de fútbol profesional más largo que jamás se haya jugado. En 1962, los Oilers fueron el primer equipo de la AFL en fichar a un jugador activo de la NFL lejos de la otra liga, cuando el receptor Willard Dewveall dejó a los Bears para unirse al campeón Oilers. Ese año, Dewveall recibió el pase más largo de la historia del fútbol americano profesional, a 99 yardas de Jacky Lee, contra los Chargers de San Diego.

Los Oilers volvieron a ganar el título de la División Este de la AFL en 1967, y luego se convirtieron en el primer equipo de fútbol profesional en jugar en un estadio con cúpula, cuando se mudaron al Astrodome de Houston, entonces sede de los Houston Astros de la MLB para la temporada de 1968. Anteriormente, los Oilers habían jugado en el estadio Jeppesen de la Universidad de Houston (más tarde llamado Robertson Stadium) de 1960 a 1964, y en el estadio de la Universidad Rice de 1965 a 1967. Adams tenía la intención de que el equipo jugara en Rice desde el principio, pero la junta de regentes de Rice inicialmente rechazó la jugada. Después de que el Astrodome abrió sus puertas, Adams intentó mudarse allí, pero no pudo negociar un contrato aceptable con la Asociación de Deportes de Houston (dueños de los Astros de Houston) de quien subarrendaría el Dome. La temporada de 1969, la última como equipo de la AFL, vio a Houston comenzar 3-1, pero luego cayó. Se clasificaron para los playoffs, pero fueron derrotados por los Raiders 56-7, para terminar el año con un récord de 6-7-2.

1970s

Los años inmediatamente posteriores a la fusión de la AFL-NFL no fueron tan amables con los Oilers, que se hundieron hasta el fondo de la división central de la AFC. Después de ir 3-10-1 en 1970, fueron 4-9-1 en 1971, y luego sufrieron consecutivamente 1-13 temporadas en 1972-73. Pero en 1974, los Oilers, dirigidos por el entrenador del Salón de la Fama, Sid Gillman, devolvieron la respetabilidad al equipo al alcanzar los .500 al final de la temporada.

Al año siguiente, llegó Bum Phillips y con estrellas talentosas como Elvin Bethea y Billy “White Shoes” Johnson, los Oilers tuvieron su primera temporada ganadora de la década con un resultado de 10-4, pero no llegaron a los playoffs. Las lesiones y la ofensiva inadecuada los condenaron a una temporada de 5-9 en 1976, pero el equipo mejoró a 8-6 al año siguiente, y en 1978, la fortuna de los Oiler mejoró cuando reclutaron a Earl Campbell, estrella del fútbol de la Universidad de Texas, conocido como el “Tyler Rose”, que fue Novato del Año ese año y llevó a los Oiler a su primera aparición en los playoffs desde la fusión.

Derrotando a Miami en la ronda de comodines, triunfaron sobre Nueva Inglaterra, llevando inmediatamente a la reconstrucción de los Patriots. Pero en el Campeonato de la AFC, los Steelers derrotaron a 34-5. A pesar de la derrota, los Oilers regresaron a casa con un Astrodome repleto de gente para un rally poco común en los deportes profesionales.

La temporada 1979 fue casi una repetición de 1978 cuando los Oilers terminaron 11-5 con Campbell ganando 1,600 yardas en la temporada regular, y nuevamente ganaron un puesto de wild card. Derrotando a los Broncos en el primer partido de playoff en casa en Houston en más de una década, la actuación de los Oilers sufrió con lesiones a Campbell, Pastorini y Burroughs. Lograron superar el San Diego de Dan Fouts en la ronda de división, en parte gracias al juego de Vernon Perry (4 INTs y un FG bloqueado), así como a la excelente línea entrenada por Joe Bugel. Los Oilers regresaron al juego del Campeonato AFC por segundo año consecutivo, sólo para ser derribados por los Pittsburgh Steelers de nuevo, a pesar de un gran esfuerzo por parte de Dan Pastorini – Los Steelers habían cerrado el enfermo Campbell, sin embargo, Pastorini casi tuvo éxito con el modesto cuerpo receptor de Mike Renfro, Rich Caster y Ronnie Coleman aventurándose en la defensa del Salón de la Fama de los Steelers. Una polémica llamada fuera de límites anuló una anotación del receptor Mike Renfro que resultó en una victoria de 27-13 para Pittsburgh. Una vez más, después de una dura derrota, los Oiler regresaron a su entonces adorada afición, que llenó el Astrodome para un improvisado encuentro de animación por segundo año consecutivo.

1980s

1980 vio a los Oilers ir 11-5 y lograr un puesto de comodín por tercer año consecutivo, pero fueron rápidamente derrotados por Oakland, 27-7. Bud Adams despidió a Bum Phillips, al que sucedió Ed Biles. Después comenzó una larga sequía en los playoffs, cuando los Oilers cayeron a 7-9 en 1981, y 1-8 en la corta temporada de huelgas de 1982. En 1983, Houston fue 2-14. Biles renunció en la Semana 6 y fue sucedido por Chuck Studley, quien sirvió simplemente como entrenador interino hasta que Hugh Campbell fue contratado en la temporada baja. En 1984, los Oilers ganaron una guerra de ofertas por el ex mariscal de campo de la CFL Warren Moon, pero tampoco volvieron a los playoffs ese año, con dos victorias y catorce derrotas. El anciano Earl Campbell fue trasladado a Nueva Orleans durante la temporada baja y fue reemplazado por Mike Rozier, un refugiado de la USFL. En la semana 14 de la temporada de 1985, Campbell fue reemplazado por Jerry Glanville, quien vio al equipo a través de los últimos dos juegos para terminar 5-11. Una derrota por 31-3 sobre Green Bay en el primer partido de la temporada de 1986 parecía prometedora, pero al final Houston sólo logró otro récord de 5-11. Otra huelga en 1987 redujo la temporada a 15 partidos, tres de ellos por jugadores suplentes. Después de terminar 9-6, el equipo logró su primer récord de victorias y su primer puesto en los playoffs en siete años. Después de vencer a los Seahawks en tiempo extra, cayeron ante Denver en la ronda de división. En 1988, los Oilers volvieron a entrar en los playoffs como comodines, derrotaron a Cleveland en un nevado partido 24-23, y luego perdieron contra Buffalo una semana después. 1989 vio una temporada regular de 9-7, pero el equipo ganó un puesto de comodín. En un partido desordenado y lleno de penaltis, fueron derrotados por Pittsburgh.

Renovación del Astrodomo

El resurgimiento de los Oilers se produjo en medio de una batalla por la supervivencia de la franquicia. En 1987, Adams amenazó con trasladar al equipo a Jacksonville, Florida (más tarde la casa de los Jaguars de Jacksonville), a menos que el Astrodome fuera “actualizado”. En ese momento el Astrodome contaba con unos 50.000 ventiladores, la capacidad más pequeña de la NFL. No dispuesto a perder a los Oilers, el Condado de Harris respondió con $67 millones en mejoras al Astrodome que incluyeron el nuevo AstroTurf, 10,000 asientos adicionales y 65 cajas de lujo. Estas mejoras fueron financiadas por el aumento de los impuestos prediales y la duplicación del impuesto hotelero, así como de los bonos a pagar a lo largo de 30 años. Sin embargo, las crecientes demandas de Adams de que se financiaran mayores y más costosas acomodaciones a expensas de los contribuyentes sembraron semillas de tensión que ayudaron a la salida del equipo de Houston.

1990s

Los Oilers se convirtieron brevemente en una potencia de la liga una vez más en la primera mitad de la década de 1990. En 1991, los Oilers ganaron su primer título de división en 25 años, y el primero como equipo de la NFL. Sin embargo, a sólo dos minutos de su primer partido por el título de la conferencia en 13 años, fueron víctimas de una marcha de 80 yardas de John Elway y los Broncos de Denver antes de que David Treadwell pateara un gol de campo de 28 yardas para ganar el partido 26-24. En 1992, los Oilers compilaron un récord de la temporada regular de 10-6, pero hicieron historia contra los Buffalo Bills en los playoffs de la AFC Wild Card al romper un récord de la NFL de 35-3 de ventaja y eventualmente perder 41-38 en tiempo extra, un juego ahora conocido simplemente como “The Comeback”.

En la temporada 1993, los Oilers terminaron con un récord de 12-4, el mejor récord de su historia en Texas, y otro título de la AFC Central, pero perdieron en la segunda ronda ante el Chiefs. Después de que la temporada terminó, la luna fue negociada a los vikingos de Minnesota. Sin Moon, los Oilers terminaron la siguiente temporada 2-14, el tercer peor récord de una temporada completa en la historia de la franquicia. Los Oilers nunca volverían a llegar a los playoffs en Texas. Sin embargo, reclutaron a Steve McNair en 1995.

Los últimos años en Houston

Al mismo tiempo, Adams volvió a presionar a la ciudad para que construyera un nuevo estadio, uno con asientos para clubes y otros generadores de ingresos presentes en los estadios recientemente construidos por la NFL, y se comprometió a pagar el 25% del costo de un nuevo estadio. Sin embargo, el alcalde Bob Lanier apoyó inicialmente la oferta de Adams para un nuevo estadio en privado, pero se negó a apoyar públicamente el proyecto. Aunque los habitantes de Houston querían conservar a los Oilers, dudaban de invertir más dinero en un estadio tan pronto después de las mejoras del Astrodome. La ciudad también estaba todavía luchando por recuperarse del colapso petrolero de la década de 1980. Adams, sintiendo que no iba a conseguir el estadio que quería, comenzó a comprar los Oilers a otras ciudades. Estaba particularmente intrigado por Nashville, y abrió conversaciones secretas con el alcalde Phil Bredesen. Al final de la temporada de 1995, Adams anunció que los Oilers se mudarían a Nashville para la temporada de 1998. Los funcionarios de la ciudad prometieron contribuir $144 millones para la construcción de un nuevo estadio, así como $70 millones en la venta de entradas. En ese momento, el apoyo a los Oilers en el área de Houston casi desapareció.

La temporada de 1996 fue un desastre para los Oilers; jugaron ante una multitud de menos de 20.000 personas y los partidos fueron tan tranquilos que fue posible escuchar conversaciones en el campo desde la tribuna. Mientras tanto, la red de radio del equipo, que una vez se extendió por todo el estado, se redujo a la insignia KTRH en Houston y algunos afiliados en Tennessee. En octubre de 1996, KTRH estaba cortando los juegos antes de su final en favor del programa de pre-partido de los Houston Rockets. El equipo se fue 8-8, terminando 6-2 en partidos de calle y sólo 2-6 en partidos en casa. Adams, la ciudad y la liga no estaban dispuestos a ver que esto continuara por otra temporada, así que se llegó a un acuerdo el 8 de mayo de 1997 para dejar a los Oilers fuera de su contrato de arrendamiento un año antes y mudarse a Tennessee.

En 1999, Robert McNair recibió, a un costo de mil millones de dólares, un equipo de expansión que reemplazó a los Oilers en Houston. La franquicia se convirtió en los Texanos de Houston, que adoptaron un tándem similar de colores rojo, blanco y azul del equipo y heredaron el complejo deportivo en el que habían jugado los Oilers, pero no la antigua casa de los Oilers; lo que ahora se llama Estadio NRG (antes Estadio Reliant) se construiría al lado del Astrodome en 2002.

Era de Tennessee Oilers (1997-98)

Después de que el apoyo de los aficionados en Houston colapsó para la temporada de 1996, los Oilers anunciaron que se mudarían a Tennessee para 1997. Sin embargo, el nuevo estadio de los Oilers no estaría listo hasta 1999, y el estadio más grande de Nashville en ese momento, el Estadio Vanderbilt en el campus de la Universidad de Vanderbilt, contaba con sólo 41.000 asientos, una capacidad considerada demasiado pequeña para su uso incluso temporal. Vanderbilt tampoco estaba dispuesto a permitir la venta de alcohol. Al principio, el dueño Bud Adams rechazó el estadio Vanderbilt incluso como una instalación temporal y anunció que los renombrados Tennessee Oilers jugarían las próximas dos temporadas en el Liberty Bowl Memorial Stadium en Memphis. El equipo estaría basado en Nashville, viajando a Memphis sólo para los juegos-esencialmente sentenciando a los Oilers a 32 juegos de carretera durante los próximos dos años. El Estadio Neyland de la Universidad de Tennessee, en Knoxville, estaba un poco más cerca de Nashville. Sin embargo, Adams lo rechazó porque, con 102.000 escaños, habría sido casi imposible venderlo todo.

A pesar de que este acuerdo era aceptable para la NFL y los Oilers en ese momento, pocas personas en Memphis o Nashville estaban contentas con él. Después de numerosos intentos de conseguir un equipo de la NFL, Memphians no quería tener nada que ver con un equipo que se perdería en sólo dos años, especialmente ante su rival de hace mucho tiempo, Nashville. Por el contrario, los Nashvillians mostraron poca inclinación a conducir más de 200 millas (320 km) para ver a “su” equipo. En ese momento, la Interestatal 40 estaba en medio de una reconstrucción mayor en el área de Memphis, alargando el viaje normal de tres horas entre Nashville y Memphis a cinco horas.

En Memphis, la asistencia fue aún peor de lo que había sido en la última temporada del equipo en Houston. Los Oilers jugaron ante algunas de las más pequeñas multitudes de la NFL desde la década de 1950, con ninguno de los primeros siete partidos de la temporada atrayendo a multitudes de más de 27,000 personas (en un estadio de 62,000 asientos). Los pocos aficionados que había allí solían ser indiferentes, y a menudo los que asistían eran aficionados del equipo contrario. Al menos en dos ocasiones, menos de 18.000 aficionados acudieron al estadio para ver a los Oilers. La asistencia fue menor de lo que los Memphis Showboats de la USFL habían dibujado y de lo que el Memphis Maniax del XFL atraería al mismo estadio, y si no fuera por la asistencia de los aficionados que apoyaban a los oponentes de los Oilers, la asistencia probablemente habría sido incluso menor de lo que fue para los Memphis Mad Dogs de la CFL. A pesar de esto, Adams tenía toda la intención de jugar en Memphis la próxima temporada. Eso cambió después del último partido de la temporada 1997. Los Oilers se enfrentaron a los Pittsburgh Steelers frente a 50,677 fanáticos, la única multitud que no pudo haber sido acomodada razonablemente en Vanderbilt. Sin embargo, los fanáticos del Steeler constituyeron la gran mayoría de la multitud (por lo menos tres cuartos, según una estimación). Adams estaba tan avergonzado que abandonó sus planes de jugar la temporada 1998 en Memphis y terminó mudándose a Vanderbilt después de todo. El equipo rebotó esa temporada, y estuvo en contención en los playoffs hasta perder sus dos últimos partidos por otro récord de 8-8. Los Oilers habían ido 6-2 en Memphis mientras que iban 2-6 en el camino. En los años siguientes, muchos en el área de Memphis, como en otras áreas de Tennessee, comenzaron a abrazar a los Titans como su equipo. Los Titanes tienen emisoras de radio y de pretemporada en la zona.

La era de los Titanes de Tennessee (1999-presente)

Cambio de nombre

El 29 de julio de 1998, Adams anunció que, en respuesta a las peticiones de los aficionados, estaba cambiando el nombre de los Oilers para que coincidiera con la apertura de su nuevo estadio y para conectarse mejor con Nashville. También declaró que el equipo rebautizado conservaría la herencia de los Oilers (incluyendo los récords del equipo), al igual que todos los demás equipos reubicados excepto los Browns/Ravens, y que habría un Salón de la Fama que honraría a los mejores jugadores de ambas épocas.

Adams nombró un comité asesor para decidir sobre un nuevo nombre. Hizo saber que el nuevo nombre debería reflejar poder, fuerza, liderazgo y otras cualidades heroicas. El 14 de noviembre de 1998, Adams anunció que los Oilers serían conocidos como los Titanes de Tennessee a partir de 1999. El nuevo nombre cumplió con todos los requisitos de Adams, y también sirvió como un guiño al apodo de Nashville de “La Atenas del Sur” (por su gran número de instituciones de enseñanza superior, la arquitectura clásica, y su réplica a gran escala del Partenón). El nuevo logotipo y colores del equipo fueron revelados el 22 de diciembre de 1998.

1999 Super Bowl correr

En 1999, el Coliseo Adelphia, ahora conocido como Estadio Nissan, se completó y el recién bautizado Titans tuvo una gran temporada, terminando con un récord de 13-3 – la mejor temporada en la historia de la franquicia. Ganaron su primer partido como “Titanes”, derrotando a los Bengals antes de que se agotaran las entradas en el estadio (todos los partidos desde que los Titans se mudaron a Nashville se han agotado). No perdieron un partido en casa y terminaron a un partido de los Jacksonville Jaguars por el título de la AFC Central. Tennessee ganó entonces su primer partido de playoff de la primera ronda sobre los Buffalo Bills en una jugada diseñada, conocida como “Home Run Throwback” en el libro de jugadas de los Titans, a la que comúnmente se le conoce como el “Milagro de Music City”: El apretado Frank Wycheck hizo un pase lateral a Kevin Dyson en un saque inicial a falta de 16 segundos para el final del partido y los Titans van perdiendo por un punto; Dyson devolvió el pase a 75 yardas para anotar un touchdown y ganar el partido. Después de la revisión de la repetición, la llamada en el campo fue confirmada como un touchdown. La jugada original no requería que Dyson estuviera en el campo y sólo estuvo involucrado debido a una lesión de otro jugador. Los Titanes derrotaron a los Potros de Indianápolis en Indianápolis, y luego derrotaron a los Jaguares en Jacksonville en el Juego del Campeonato de la AFC. La magnífica temporada de los Titanes condujo a un viaje al Super Bowl XXXIV, donde perdieron contra los St. Louis Rams cuando Kevin Dyson fue derribado a una yarda menos de la zona de anotación (conservando una ventaja de 23-16 Rams) al expirar el tiempo reglamentario, en una obra conocida como “The Tackle”.

2000–09

En 2000, los Titans terminaron con un récord de 13-3 en la NFL y ganaron su tercer título de la AFC Central, su título de primera división como los Titans de Tennessee. Ganaron títulos de la división Central en’91 y’93 mientras estaban en Houston como los Oilers. Los Titanes perdieron su partido de playoff de la División local ante el eventual campeón del Súper Tazón, Baltimore Ravens.

En 2001, los Titanes cayeron a un récord de 7-9 y se perdieron los playoffs.

En 2002, los Titanes fueron trasladados a la recién creada división AFC Sur como parte del realineamiento divisional de la liga causado por la incorporación de los Texanos de Houston. A pesar de comenzar la temporada 1-4, los Titans terminaron la temporada 11-5 y llegaron al Campeonato de la AFC, pero perdieron contra Oakland 41-24.

Los Titans fueron 12-4 y llegaron a los playoffs de 2003, ganando su juego de wild card sobre los Ravens de Baltimore y perdiendo en las divisiones de la AFC contra los New England Patriots que ganaron el Super Bowl. En 2003, el mariscal de campo Steve McNair ganó el premio MVP, compartiéndolo con Peyton Manning.

La temporada 2004 creó un número inusual de lesiones a jugadores clave para los Titans y un récord de 5-11. Su record del 5-11 resultó ser su tercer peor record desde que los Houston/Tennessee Oilers se convirtieron en los Titans de Tennessee. Numerosos jugadores clave fueron eliminados o intercambiados por la oficina principal de los Titanes durante la temporada baja, incluyendo a Derrick Mason, Samari Rolle, Kevin Carter, y otros. Esto se hizo debido a que los Titanes estaban muy por encima del tope salarial.

En 2005, los Titans salieron al campo con el equipo más joven de la NFL. Varios novatos formaron parte del equipo en 2005, entre los que se encontraban el jugador de la primera ronda, el cornerback Adam “Pacman” Jones, el tackle ofensivo Michael Roos, y tres receptores anchos, Brandon Jones, Courtney Roby y Roydell Williams. Después de perder su primer partido de la temporada en el camino a los Pittsburgh Steelers 34-7 y luego ganar su primer partido de la semana 2 contra los Baltimore Ravens 25-10, los Titans comenzaron la temporada 1-1, pero rápidamente cayeron fuera de la contienda. Louis Rams 31-27 y perdieron contra su rival de división, los Colts 31-10. Después de obtener alguna redención en el camino contra su nuevo rival de la división, los Houston Texans 34-20, perdieron cinco juegos consecutivos contra los Cincinnati Bengals (31-23), los Arizona Cardinals (20-10), los Oakland Raiders (34-25), los Cleveland Browns (20-14), y luego (saliendo de su semana 10 adiós), su rival de la división, los Jacksonville Jaguars 31-28. Los Titanes ganaron en casa contra los San Francisco 49ers 33-22, pero luego salieron a la carretera y fueron barridos por los Colts 35-3. Los Titanes derrotaron a los afortunados Texanos 13-10 en casa, pero esa fue su última victoria del año, ya que perdieron los tres partidos restantes contra los Seattle Seahawks (28-24), los Miami Dolphins (24-10) y los Jacksonville Jaguars (40-13). Su récord de la temporada fue de 4-12.

En 2006, el equipo terminó en 8-8, una mejora definitiva sobre la marca del año anterior de 4-12. El año vio a Vince Young liderar al equipo a un récord de 8-5 como mariscal de campo titular. Ese lapso también incluyó seis victorias consecutivas. Las opciones del equipo de llegar a la postemporada con un 9-7 terminaron en manos de Nueva Inglaterra en una derrota por 40-23. Floyd Reese renunció como Vicepresidente Ejecutivo/Gerente General de la franquicia el 5 de enero de 2007 después de trece temporadas al mando. Fue reemplazado por Mike Reinfeldt el 12 de febrero del mismo año.

Después de comenzar un prometedor 6-2, los Titanes perdieron cuatro de sus próximos cinco partidos y cayeron a 7-6. Luego ganaron sus siguientes tres juegos, incluyendo un partido obligatorio contra los Colts de Indianápolis. Estaban empatados en el último lugar de los playoffs con los Cleveland Browns, pero ganaron el desempate y llegaron a los playoffs con 10-6. En la ronda de wild card perdieron contra los Chargers de San Diego, 17-6.

El año comenzó con los Titans seleccionando a Chris Johnson de la Universidad de Carolina del Este en la primera ronda del draft de la NFL, y posteriormente adquirieron la antigua Titan (más recientemente Eagle) DE Jevon Kearse y la antigua Falcons TE Alge Crumpler. Después de una lesión de la Semana 1 a Vince Young, Kerry Collins se hizo cargo de la posición de mariscal de campo titular y llevó a los Titans a un récord de 10-0 antes de su primera derrota a manos de los New York Jets el 23 de noviembre.

Los Titanes siguieron la derrota por 34-13 al derrotar a los Leones que no ganaron el Día de Acción de Gracias por un marcador de 47-10. En la semana 14, Tennessee logró su segundo título de la AFC Sur con una victoria 28-9 sobre los Cleveland Browns. En el juego de la semana 14 contra los Browns, el novato Chris Johnson corrió 19 veces por 136 yardas y una anotación y LenDale White corrió por 99 yardas y una anotación. Más tarde se despidieron de los New York Jets en la primera ronda de la eliminatoria. El 21 de diciembre de 2008, los Titanes jugaron contra los Pittsburgh Steelers en un concurso para decidir la semilla número uno en la AFC. Los Titanes ganaron 31-14 y obtuvieron ventaja en el campo local durante los playoffs. Su récord final fue de 13-3, lo que empata su récord de franquicia de más victorias. El sábado 10 de enero, perdieron su partido de desempate 13-10 contra los Ravens de Baltimore, que habían ganado su partido Wildcard en Miami el 4 de enero. El partido de playoff contra Baltimore incluyó tres derrotas en la zona roja y 12 penales de los Titans.

Tras el éxito de la temporada 2008, los Titanes parecían muy prometedores en 2009. Sin embargo, el partido inaugural contra el Pittsburgh supuso una derrota por 13-10 en la prórroga y las cosas se desintegraron a partir de ahí, ya que cayeron en los cinco partidos siguientes. Esta racha de derrotas culminó en una catastrófica derrota por 59-0 a manos de Nueva Inglaterra. Después de la semana de despedida, se decidió que Vince Young sucedería a Kerry Collins como mariscal de campo titular. El equipo comenzó a recuperarse y ganó cinco veces seguidas, incluyendo un partido contra el campeón defensor de la NFC, los Arizona Cardinals, en una jugada ganadora de 99 yardas de Vince Young, que culminó con un pase de touchdown en la cuarta anotación a falta de 6 segundos de la línea de 10 yardas para Kenny Britt.

Durante el partido en casa de la Semana 10 contra Buffalo, Bud Adams fue visto haciendo un gesto obsceno hacia el banquillo de los Bills, y el comisionado de la NFL Roger Goodell (quien también asistió al partido) le impuso una multa de 250.000 dólares. Después, los Titanes sufrieron una derrota contra Indianápolis, victorias sobre St. Louis y Miami, una derrota contra San Diego, y finalmente una victoria en Seattle para terminar la temporada con 8-8. Los Titanes de Tennessee no sólo tuvieron un gran final 8-2, sino que a lo largo del camino, el corredor Chris Johnson se convirtió en el sexto jugador en la historia de la NFL en correr más de 2,000 yardas (2,006), superando el récord de Marshall Faulk en la mayor cantidad de yardas de juego durante una temporada con más de 2,500 yardas en total.

2010-presente

Los Titanes comenzaron el 2010 alternando victorias y derrotas. Aplastaron Oakland en casa en la Semana 1 y luego fueron derrotados 19-11 por los Steelers en la Semana 2. En la semana 3, Tennessee venció a los Giants 29-10 en New Meadowlands. En la semana 4, Tennessee perdió 26-20 contra Denver, y finalmente ganó 34-27 en Dallas para alcanzar un récord de 3-2 en la Semana 5. El siguiente juego fue una derrota de la MNF de Jacksonville (30-3). En la semana 7, vencieron a Philadelphia por 37-19 en una victoria por detrás que incluyó 27 puntos en el cuarto trimestre. El receptor Kenny Britt tuvo una gran actuación con 225 yardas de recepción, 3 anotaciones y 7 recepciones. Sin embargo, después de una pérdida a los Chargers en la Semana 8, ellos fueron el único equipo que presentó un reclamo por el recientemente renunciado Randy Moss. Incluso después de este reclamo ampliamente publicitado, el equipo fue incapaz de vencer a los Dolphins después de su semana de descanso, 29-17. En la semana 11, en casa contra los Redskins de Washington, los Titans perdieron a Young a causa de una lesión en el pulgar en el juego y rompieron su racha de victorias en la interconferencia líder de la NFL en 14 partidos, perdiendo contra Washington 19-16 en tiempo extra. Después del partido, Young tuvo una crisis muy publicitada en el vestuario y abandonó a Fisher, lo que hizo que no sólo lo pusieran rápidamente en reserva lesionado, sino que también esencialmente garantizara su liberación del equipo en la temporada baja. Las pérdidas continuaron aumentando para los Titanes, hasta que una victoria en la semana 15 contra los Texanos de Houston mantuvo su temporada viva en 6-8. Necesitando un milagro para entrar en los playoffs, esto ocurrió con las consiguientes pérdidas contra los Chiefs y los Colts. La temporada de los Titanes terminó en 6-10.

En la semana siguiente a la derrota final de los Titanes contra los Potros, los generalmente a favor de Young Bud Adams acordaron que sería mejor para el equipo liberar o cambiar a Young. El 7 de enero de 2011, Adams emitió una declaración anunciando que iba a retener al entrenador Jeff Fisher, ya que Fisher estaba bajo contrato para la próxima temporada. Adams también declaró que esperaba extender el contrato de Fisher después de la temporada 2011, pero que una extensión dependería del desempeño del equipo. A pesar de estas proclamaciones iniciales, el 27 de enero de 2011 se anunció que Fisher y los Titanes habían acordado separarse mutuamente. Esto puso fin a la permanencia de Fisher como Entrenador Principal, una permanencia que duró más de 17 temporadas, abarcó tres ciudades (Houston, Memphis y Nashville), y vio tres encarnaciones diferentes del equipo (Houston Oilers, Tennessee Oilers, Tennessee Titans). Tras la partida del ex seleccionador Jeff Fisher, Mike Munchak fue nombrado seleccionador de los Titanes el 7 de febrero de 2011. Durante el Draft 2011 de la NFL los Titans se llevaron el Washington QB Jake Locker con la octava elección en la general. Mientras tanto, el veterano de 15 años Kerry Collins se retiró de la NFL en julio (sin retirarse un mes más tarde para unirse a los Potros de Indianápolis). El 29 de julio de 2011, el veterano Seahawks QB Matt Hasselbeck firmó un acuerdo de 3 años y $21 millones para jugar para los Titanes de Tennessee. Durante el campamento de verano antes de la temporada 2011, Chris Johnson no se presentó al campamento, a la espera de las negociaciones del contrato. Johnson sintió que se le debía una suma de dinero considerablemente mayor. Como primer ruso desde 2008 (4.598 yardas) iba a ganar 1.065 millones de dólares en 2011, bajo los términos del contrato actual. El 1 de septiembre, Johnson se convirtió en el corredor mejor pagado, aceptando una extensión de contrato de cuatro años y $53.5 millones, incluyendo $30 millones garantizados, con los Titanes, poniendo fin a su rezago.

Con el inicio de Hasselbeck, los Titanes ganaron tres de sus primeros cuatro partidos, pero después vieron una serie de victorias y derrotas. Finalmente terminaron la temporada 9-7, sin llegar otra vez a los playoffs, pero permaneciendo en contención hasta la Semana 17.

Logotipos y uniformes

Cuando el equipo debutó como los Houston Oilers en 1960, el logotipo del club era una torre de perforación petrolífera. Excepto por pequeños cambios de color a través de los años, este logo permaneció igual hasta que el equipo fue rebautizado como Titans en 1999. El logotipo se llamaba originalmente “Ol’ Riggy”, pero se abandonó antes del comienzo de la temporada de 1974.

Los uniformes de los Oilers consistían en camisetas azules o blancas, ribetes rojos y pantalones blancos. De 1966 a 1971, los pantalones con las camisetas azul y blanca eran plateados, para combinar con el color de los cascos. El equipo solía llevar pantalones de color azul claro en la carretera con las camisetas blancas de 1972 a 1994, con la excepción de la temporada de 1980, y los partidos seleccionados a mediados de la década de 1980, cuando el equipo llevaba una combinación de carretera totalmente blanca. En los partidos seleccionados de 1973 y 1974, y de nuevo de 1981 a 1984, los Oilers vistieron sus camisetas blancas en casa. Los pantalones azul claro fueron desechados por el entrenador Jeff Fisher en 1995.

De 1960 a 1965 y de 1972 a 1974 usaron cascos azules; de 1966 a 1971, los cascos fueron plateados; y fueron blancos de 1975 a 1998.

Durante el período 1997-98, cuando eran conocidos como los “Tennessee Oilers”, el equipo tenía un logotipo alternativo que combinaba elementos de la bandera de Tennessee con el logotipo de la torre de perforación. El equipo también usó sus uniformes blancos en los partidos en casa, a diferencia de su tiempo en Houston, cuando sus uniformes azules se usaban en casa – en los dos años como los Tennessee Oilers, el equipo sólo usó sus camisetas de colores dos veces, para los partidos de carretera contra los Miami Dolphins y un partido del Día de Acción de Gracias contra los Dallas Cowboys; vistieron exclusivamente de blanco en su último año bajo la bandera de los Tennessee Oilers.

Cuando el equipo fue rebautizado con el nombre de Titanes, el club introdujo un nuevo logotipo: un círculo con tres estrellas, similar al que se encuentra en la bandera de Tennessee, que contiene una gran “T” con un rastro de llamas similar a un cometa. Los uniformes consistían en cascos blancos, ribetes rojos y camisetas blancas o azules. Los pantalones blancos se usaban normalmente con las camisetas navy, y los pantalones navy se usaban con las camisetas blancas. Tanto en la camiseta azul marino como en la blanca, los hombros y las mangas exteriores eran “azul claro de Titanes”. En un partido contra los Washington Redskins en 2006, los Titanes usaron por primera vez sus camisetas navy con pantalones navy.

Desde el año 2000, los Titanes por lo general han usado sus uniformes oscuros en casa durante la pretemporada y la temporada regular. Han vestido de blanco en casa durante las competiciones diurnas en muchas ocasiones para los partidos en casa de septiembre para ganar una ventaja con el calor, excepto en las temporadas 2005, 2006 y 2008.

Los Titans introdujeron un maillot alternativo en 2003 que era de color “azul claro”, con hombros y mangas exteriores de color marino. Esa camiseta se usaba normalmente con los pantalones azules de la carretera. Cuando fue la camiseta suplente de 2003 a 2007, los Titans la usaron dos veces en cada partido de la temporada regular (y una vez en la pretemporada). Siempre vistieron la camiseta azul de “Titans” en su partido de división anual contra los texanos de Houston y en otros partidos seleccionados en casa, en los que se enfrentaron en su mayoría a un equipo de la antigua AFL (Liga Americana de Fútbol). Su selección en esos juegos fue representativa de los vínculos de la organización con Houston y la antigua AFL. En noviembre de 2006, los Titans introdujeron pantalones de color azul claro en un juego en el Philadelphia Eagles. Los pantalones eran una reminiscencia de los que se pusieron los Oilers. En diciembre de 2006, combinaron los pantalones “Titans blue” con la camiseta “Titans blue” para crear un uniforme “Titans blue” – Vince Young apareció con este uniforme en la portada del videojuego Madden NFL 08.

Durante la temporada 2006, los Titanes lucieron siete combinaciones de uniformes diferentes, combinando la camiseta blanca con los tres conjuntos de pantalones (blanco, “Titans blue”, azul marino), la camiseta azul marino con los pantalones blancos y azul marino, y la camiseta “Titans blue” con los pantalones azul marino y Titans blue. En un 2007 contra los Atlanta Falcons, los Titans emparejaron por primera vez la camiseta azul marino con los pantalones azules de los Titans. También usaron las camisetas azul marino con los pantalones azul claro contra los Tampa Bay Buccaneers. El equipo emparejó las camisetas azules de los Titans con los pantalones blancos por primera vez el 14 de noviembre de 2013, en un partido en casa contra los Colts de Indianápolis.

En 2008, las camisetas “azul Titanes” se convirtieron en los uniformes regulares de casa, con las camisetas azul marino siendo relegadas a un estatus alternativo, pero no usadas hasta 2013.

En 2009, la NFL y el comité del Salón de la Fama anunciaron que los Titans and Buffalo Bills de Tennessee comenzarían la pretemporada 2009 de la NFL en el Juego del Salón de la Fama. El partido, que se jugó el domingo 9 de agosto de 2009 en el campo del Salón de la Fama del Fútbol Profesional de Cantón, en el estadio Fawcett, fue televisado a nivel nacional por la NBC. Los Titanes derrotaron a los Bills por una puntuación de 21-18. En honor al 50 aniversario de la AFL, los Titanes usaron uniformes de los Oilers para este juego. También en 2009, el equipo honró al ex mariscal de campo Steve McNair colocando un pequeño disco azul marino en la parte posterior de sus cascos con un número nueve blanco dentro de él (nueve era el número que McNair usó durante su tiempo con los Oilers/Titans).

De 2009 a 2012, los Titanes no usaron una camiseta alternativa durante ningún partido de la temporada regular. No fue hasta 2013 que el equipo vistió dos veces la camiseta azul marino en honor al 15º aniversario como los “Titanes”. Los Titanes vistieron camisetas blancas en todos los partidos de 2014, a excepción de dos partidos de pretemporada en casa, en los que el equipo vistió su camiseta azul claro, y un partido el 26 de octubre de 2014 contra los Titanes de Houston, en el que los Titanes vistieron su uniforme azul marino.

A partir de 2015, el azul marino se convirtió de nuevo en el color principal de la camiseta local del equipo, marcando la primera vez desde 2007 que los Titanes usaban azul marino como su camiseta local principal, aunque el equipo planea continuar usando camisetas blancas para los partidos en casa a principios de temporada. La camiseta azul claro “Titans blue”, que fue el color primario de la camiseta del equipo de 2008 a 2014, se convirtió en la camiseta alternativa del equipo por segunda vez.

Los Titanes debutaron con nuevos uniformes el 4 de abril de 2018, en un evento al que asistieron más de diez mil aficionados en el centro de Nashville. Los uniformes conservan la paleta de colores azul marino, “Titans blue” y blanco, con la introducción de nuevos elementos rojos y plateados. Los nuevos cascos son de color azul marino con una raya en forma de espada plateada en el centro y máscaras faciales de color gris metálico, lo que supone un cambio con respecto a los anteriores cascos blancos con dos rayas de color azul marino y máscaras faciales de color negro.

Rivales

Los Titanes comparten rivalidades con sus tres oponentes de la AFC Sur (Jacksonville Jaguars, Houston Texans e Indianapolis Colts). También tienen rivalidades históricas con antiguos oponentes de división como los Pittsburgh Steelers, los Baltimore Ravens (antes los Cleveland Browns originales) y los Buffalo Bills, y durante su época como los Houston Oilers, compartieron una rivalidad en el estado con los Dallas Cowboys.

Rivalidades de división

Desde su fundación, los Jaguars han sido vistos de vez en cuando como el principal rival de los Titans debido a los constantes juegos competitivos entre las dos franquicias. La rivalidad fue acalorada a finales de la década de 1990 y principios de la de 2000 debido al éxito de ambas franquicias en ese momento, incluyendo una temporada en la que Jacksonville cayó 14-2 y Tennessee 13-3. Esa temporada, las tres derrotas de Jacksonville (incluyendo los playoffs) vinieron contra los Titans, que pasaron a jugar en el Super Bowl XXXIV. La rivalidad se enfrío y ambos equipos experimentaron desgracia a finales de la década de 2000 y principios de la de 2010, pero ambos equipos terminaron con largas sequías en los playoffs en 2017.

Los texanos ven a los Titanes como su principal rival debido a la historia previa de los Titanes en Houston hasta su traslado a Tennessee, que permanece en la mente de los aficionados de Houston hasta el día de hoy. Los Titanes dominaron la rivalidad a principios de la década de 2000, pero desde entonces la serie se ha empatado en la década de 2010.

Los Colts han sido muy dominantes en su rivalidad con los Titans desde la creación de la AFC Sur, con los mariscales de campo Peyton Manning y más tarde Andrew Luck llevando a los Colts a un éxito constante contra los Titans y el resto de la división. Sin embargo, la serie se ha vuelto más uniforme últimamente, con los Titanes barriendo los Potros en 2017 después de 11 derrotas consecutivas.

Otras Rivalidades

Como los Houston Oilers, el equipo fue el primero en la misma división que los Buffalo Bills en los días de la AFL, pero fueron trasladados a la división central de la AFC después de la fusión NFL-AFL. Allí, desarrollaron una fuerte rivalidad con los Pittsburgh Steelers, y más tarde tuvieron una rivalidad con los Baltimore Ravens a finales de la década de 1990 y principios de la década de 2000 después de convertirse en los Titans, especialmente después de que el ex mariscal de campo de los Titans Steve McNair se fue a los Ravens. Los Steelers fueron el principal rival de división de los Oilers y hasta la fecha, los Titans han jugado contra ellos más que cualquier otro equipo de la NFL. Los Steelers y los Oilers fueron competitivos en la década de 1970, enfrentándose en partidos consecutivos del campeonato de la AFC a finales de la década. Ambos equipos pasaron por momentos difíciles en la década de 1980 antes de volver a emerger en la década de 1990. Después del traslado de los Oilers a Tennessee y el reajuste de las divisiones de la NFL en 2002, la rivalidad entre los Steelers y los Titanes se ha enfriado un poco, al igual que la rivalidad con los Ravens.

Incluso después de que los Bills y los Oilers fueron colocados en divisiones separadas después de la fusión, su rivalidad se mantuvo fuerte en las décadas de 1980 y 1990 con Warren Moon liderando a los Oilers contra Jim Kelly y los Bills. Dos de los momentos más icónicos de los playoffs en la historia de los Oilers/Titans han ocurrido contra los Bills: el Comeback (conocido como “el Choke” en Houston debido al histórico colapso del equipo contra los Bills) y el Music City Miracle, que ocurrió después de que el equipo se mudara a Nashville para convertirse en los Titans. Los Bills y Titans fueron presentados más tarde en un juego del “legado de la AFL” en 2009, como parte de las festividades conmemorativas del 50 aniversario de la fundación de la AFL. El dueño de los Titanes, Bud Adams, fue multado con $250,000 por la liga después de la victoria de los Titanes 41-17, en la cual hizo un gesto obsceno hacia la línea de banda de los Bills, ya que él y el dueño de los Bills, Ralph Wilson, habían mantenido una rivalidad amistosa y eran los últimos dueños originales vivos de la AFL en ese momento (Adams y Wilson morirían en 2013 y 2014, respectivamente).

Jugadores

Números retirados

  • #1 Warren Moon (QB)
  • #34 Earl Campbell (RB)
  • #43 Jim Norton (S/P)
  • #63 Mike Munchak (OG)
  • #65 Elvin Bethea (DE)
  • #74 Bruce Matthews (OT)

Salón de la Fama del Fútbol Profesional

Jugadores

  • #65 Elvin Bethea (DE)
  • #16 George Blanda (QB/K)
  • #52 Robert Brazile (LB)
  • #34 Earl Campbell (RB)
  • #87 Dave Casper (TE)
  • #78 Curley Culp (DT)
  • #29 Ken Houston (S)
  • #35 John Henry Johnson (FB)
  • #18/40 Charlie Joiner (WR)
  • #74 Bruce Matthews (OT)
  • #1 Warren Moon (QB)
  • #63 Mike Munchak (OG, Coach)
  • #12 Ken Stabler (QB)

Entrenadores y Ejecutivos

  • Sammy Baugh (Coach)
  • Sid Gillman (Coach)

Salón de la Fama de Titans/Oilers

Bud Adams estableció el Salón de la Fama de Titans/Oilers después de la 40ª temporada de la franquicia para honrar a los antiguos jugadores y a la dirección.

  • #65 Elvin Bethea (DE)
  • #16 George Blanda (QB/K)
  • #34 Earl Campbell (RB)
  • Mike Holovak (GM)
  • #29 Ken Houston (S)
  • #63 Mike Munchak (G)
  • #43 Jim Norton (P)
  • #74 Bruce Matthews (OL)
  • #1 Warren Moon (QB)
  • Bud Adams (Owner/founder)
  • #27 Eddie George (RB)
  • #9 Steve McNair (QB)
  • #41/89 Frank Wycheck (TE)